EL TEATRO MARQUINA DE MADRID ESTRENA UN MUSICAL SALPICADO DE COMEDIA, EMOCIÓN, GLAMOUR Y DRAMA

Su autor, Peter Quilter, quiso llevar al texto el declive de Garland, la actriz sin infancia que fue destinada y obligada a ser artista. Ella vuelve al escenario, esta vez encarnada por Dicenta, junto a su futuro quinto marido, Mickey Deans -papel interpretado por Javier Mora- y su pianista amigo, Anthony (Miguel Rellán), en un espectáculo lleno de música y humor.
Garland brilló con una intensidad bárbara de su talento, pasión, capacidad, energía y carisma. El mundo entero la adoraba, pero creció en un mundo paternalista y machista y ella se convirtió en una caja registradora desde pequeña para las personas que controlaban su vida. Natalia Dicenta aclara que «lo que le decían era calla y canta, así que, por mucho dinero que produjese, la pirámide de poder era clarísima».
El personaje interpretado por Javier Mora, Mickey Deans, es el último marido que tuvo Judy Garland, un hombre mucho más joven que ella y que no se sabe muy bien si la quería. Por su parte, el actor Miguel Rellán interpreta a Anthony, un pianista homosexual que acompaña a la actriz y quiere rescatarla y sacarla del mundo en el que vive.