EL VÍNCULO DE LA CIUDAD CON EL CIRCO SE REMONTA A MEDIADOS DEL SIGLO XIX

El antiguo edificio del Banco de España, situado en la céntrica plaza del Altozano, es el lugar que se estudia como posible sede de ambos centros, ya que el Ayuntamiento de Albacete así lo solicitó hace años y el histórico Teatro Circo de Albacete se encuentra a escasos metros de este lugar. El inmueble, construido en 1887, es el único ejemplo de arquitectura teatral circense del siglo XIX en España, cuya máxima expresión fue el derruido Teatro Circo Price de Madrid.

El de Albacete reabrió sus puertas hace cinco años y el pasado mes de febrero albergó la primera edición del Festival Internacional Nacional de Circo, en el que participaron ochenta artistas procedentes de once países.
Pero el vínculo de la ciudad de Albacete con el mundo del circo se remonta a mediados del siglo XIX, cuando la Casa de las Comedias, el Teatro del Hospital de San Julián o el Teatro Vidal se habilitaron para este espectáculo cultural que emplea un lenguaje sencillo, directo y universal. También la Feria de Albacete, una de las más importantes de España con tres siglos de historia, ha acogido en innumerables ediciones a los míticos Cirque de París, el Olimpia de Barcelona o el Price de Madrid.