LEONOR WATLING Y RICHARD COYLE PROTAGONIZAN ESTA COMEDIA ROMÁNTICA PRESENTADA EN EL FESTIVAL DE CINE ESPAÑOL DE MÁLAGA

«Amor en su punto” situada Dublín, trata sobre un popular escritor gastronómico irlandés y una resuelta española que le inspira a guiarse por su corazón en lugar de su estómago.

La película, con guión de Teresa de Pelegrí, Dominic Harari y Eugene O’Brien y protagonizada por Richard Coyle y Leonor Watling junto a Simon Delaney, Bronagh Gallagher, Lorcan Cranitch, Ger Ryan, David Wilmot y Gines García Millán, es una coproducción Española-Irlandesa-Francesa (Tornasol Films – Parallel Films – Haut & Court) con Fox International Productions.

La trama presenta a Oliver Byrne (Richard Coyle recordado por «Pusher”), un periodista gastronómico que está en crisis. A pesar de que su columna multimedia sobre el buen comer y la búsqueda del alma gemela es un hit, su vida sentimental es un desastre, un largo listado de relaciones que parecen apetitosas al principio pero que nunca duran. Al conocer a Bibiana (Leonor Watling), comisaria de arte española, Oliver siente una insólita e innegable atracción por ella a pesar de que no tienen nada en común. A ella la van las buenas causas, a él la buena comida. Ella es una kamikaze en el amor, lanzándose de cabeza a relaciones imposibles, mientras que a él le aterran los compromisos. ¿Es su romance una receta desastrosa o ha encontrado Oliver finalmente los ingredientes para el amor verdadero?
Teresa de Pelegri, codirectora del filme, ha indicado en Málaga, que la película, ambientada en Dublín, «habla sobre comida pero no desde un punto de vista habitual, sino de lo que supone ésta en nuestras vidas, en la que puede llegar a separar a la gente, y de cómo se ha convertido en una carta de identidad». Además, ha explicado que en la cinta «siempre que se produce un conflicto con la comida es porque hay algo más detrás».
Leonor Watling ha dicho que le gusta mucho la comedia romántica y que se lo pasó «muy bien interpretando a este personaje. Me gustaba mucho el guión y el recuperar ese tipo de comedia donde las dos partes de la pareja son imperfectas». También ha reconocido que, a diferencia de su personaje, que se hace vegetariana, le gusta todo tipo de comida, «aunque yo soy muy carnívora: lo del tofu me parecía una perdida de tiempo».