La película, que se rodará en Chile, mostrará la terrorífica venganza de dos jovencitas que acorrolan en su propia casa al hombre que trataba de seducirlas

Tras «El Callejón», debut como director de Antonio Trashorras, Ana de Armas reincide en el cine de terror. Pero ahora, en lugar de víctima será verdugo. La actriz mostrará aquí su lado más agresivo e inquietante como una de las dos jovencitas que acorrolan en su propia casa al hombre que trataba de seducirlas.
Pero no todo es terror para Ana de Armas. La actriz va a presentar en el Festival de Málaga que se inicia este viernes otra faceta de su labor interpretativa con el drama romántico «Por un puñado de besos», cinta en la que vive una intensa y turbia historia de amor con Martiño Rivas.