La trama se sitúa en un futuro donde un sicario a sueldo se ve forzado a volver a las andadas para eliminar a un último individuo

«Gemini Man» se sitúa en un futuro donde los militares gobiernan el mundo, lugar donde apenas puede salir adelante Alexander Kane, un sicario a sueldo que se ve forzado a volver a las andadas para eliminar a un último individuo. Sin embargo, esta empresa no será nada fácil para Kane, ya que de quien tiene que deshacerse es de Rye, un clon suyo 25 años más joven, en la plenitud de sus facultades y con la habilidad de anticiparse a los movimientos de Kane.

El origen de este proyecto data de 1997, cuando Disney lo programó como un lanzamiento de Darren Lemke, con la producción de Don Murphy y bajo la dirección de Tony Scott. Aunque siempre ha sido un guion muy popular entre los ejecutivos, el texto ha sido considerado durante muchos años imposible de filmar por la incapacidad tecnológica de los efectos especiales existentes para llevarlo a cabo. En sus orígenes, la idea era que un actor como Harrison Ford interpretará a la versión más vieja del asesino y alguien como Chris O’Donnell fuera el joven Kane, aunque posteriormente se decidió que el mismo actor asumiera los dos papeles. Muchas han sido las reestructuraciones y revisiones que el guion ha sufrido durante estas dos décadas por parte del estudio, además de diversas pruebas de cámara, considerando en diferentes momentos a Mel Gibson y Clint Eastwood para el papel principal.

Skydance tomó el proyecto en octubre, con Bruckheimer a bordo y Murphy como productor ejecutivo, convencidos de que con la tecnología actual es factible llevar «Gemini Man» a la gran pantalla con un solo actor, en este momento Will Smith, en el rol de los dos personajes.

Las negociaciones con Smith, que formará parte del jurado en la 70 edición del Festival de Cannes, presentan varios problemas que solventar, como la compatibilización del proyecto con la agenda del actor, quien se encuentra actualmente negociando también para dar vida en la película de acción real «Aladdín» al genio de la lámpara.

Antes de Ang Lee, ganador en dos ocasiones del premio Oscar al mejor director, el nombre de varios directores ha sonado a lo largo del tiempo para ponerse tras las cámaras en «Gemini Man», como Curtis Hanson y Joe Carnahan, aunque en ninguna ocasión el proyecto llegó a convertirse en un hecho. El director taiwanés aterriza en este mítico proyecto después de los retrasos sufridos por «Thrilla in Manila», cinta que llevará al cine el histórico combate de boxeo entre Joe Frazier y Muhammad Ali el 1 de octubre de 1975.