La difícil vida de una familia afroamericana en Florida durante las pasadas elecciones presidenciales norteamericanas

El rodaje dio comienzo el pasado 31 de octubre con un equipo de 19 personas, que se prolongará hasta mediados de diciembre, con Barbu Balasoiu como de director de fotografía.

Con un presupuesto de medio millón de euros, actores no profesionales y guión del propio director,que se irá alimentando de las situaciones reales del rodaje, «La vida y nada más» transcurre durante las elecciones presidenciales norteamericanas, para captar aquel ambiente de incertidumbre.

Este «docuficción” tiene de protagonista a una familia de afroamericanos formada por una madre y dos hijos -un adolescente problemático y una niña-, que tienen que sobrevivir con ayudas sociales a pesar de los dos trabajos de la cabeza familiar, en un ambiente marcado por las desigualdades sociales y el racismo.

El filme está producido por Pedro Hernández, que según relata a Cineuropa tiene otros tres proyectos en desarrollo: «Sangre razonable», comedia dramática que dirigirá el próximo otoño en Barcelona Jorge M. Fontana (y distribuirá internacionalmente Filmax), protagonizada por un español, un norteamericano y dos chinosen donde parte del film estará rodado en inglés; «Punto Nemo», de José Skaf («Vulcania»), una road movie aliñada de suspense que se rodará en 2018; y «Despierta», un tenso film dramático y de suspense, en proceso de reescritura, localizado en la India y firmado por Jorge Dorado («Mindscape»).