El dramaturgo y director de escena obtiene el galardón por su obra «Bangkok»

En «Bangkok», Antonio Morcillo narra en clave de tragicomedia la relación de un guardia de seguridad en un aeropuerto construido y abandonado en algún lugar de España, con un viajero que se presenta con billete y maletas con la intención de volar a Bangkok. «La obra contiene mucho humor negro, sarcasmo e ironía. Es una crítica feroz a la política económica de este país y a las consecuencias de un sistema que ha creado situaciones grotescas», expone Morcillo.
El jurado, presidido por Ignacio Amestoy y compuesto por Victoria Szpunberg, Cándido Pazó, Itziar Pascual, Jon Urraza, Diana de Paco Serrano, Yolanda Pallín y Ricardo Iniesta ha destacado el alto nivel de las 223 obras presentadas en esta edición del XXII Premio SGAE de Teatro.
Director de escena y dramaturgo nacido en Albacete, Antonio Morcillo es licenciado en Dirección y Dramaturgia por el Institut del Teatre de Barcelona, donde reside actualmente. En 1998 ganó el Premio de Teatro Marqués de Bradomín con la obra Los carniceros y el Premio SGAE de Teatro 2001 con «Despedida II», segunda parte de una trilogía. Asimismo, ha realizado dramaturgias para teatro de algunas novelas, como «Días maravillosos», de Jordi Coca y «Fratelli», de Carmelo Samonà, ambas estrenadas en el Teatre Tantarantana de Barcelona en 2002 y en 2007, respectivamente. En 2007, logró de nuevo el Premio SGAE de Teatro en su XVI edición con la obra «En experimentos con ratas!.
Como director de escena, Antonio Morcillo ha realizado «El Tiovivo», sobre un texto propio y estrenada en el Festival Internacional de Teatro de Sitges de 2001; «Fuera, delante de la puerta», del dramaturgo alemán Wolfgang Borchert, estrenada en el Versus Teatre de Barcelona en octubre de 2006 y la ya mencionada «Días maravillosos», codirigida con el italiano Roberto Romei, con quien ha colaborado en varias ocasiones.
La fundación SGAE convoca este galardón desde hace 22 años con el objetivo de fomentar la creación de nuevos textos dramáticos que, tanto por la buena calidad y originalidad de sus diálogos, como por su visión escénica, ayudan al desarrollo del Teatro.
Desde el año 2000, el premio ha reconocido a Fernando Epelde en 2012, Carlos Contreras en 2011, Irma Correa en 2010, José Manuel Mora en 2009, Gracia Morales en 2008, Antonio Morcillo en 2007, Alejandro Mañas en 2006; Juan Carlos Rubio, en 2005; Angélica Liddell, en 2004; Julio Escalada, en 2003, Alberto Miralles en 2002, Antonio Morcillo en 2001, y Antonio Jesús González en 2000.