VERÓNICA ECHEGUI, RODRIGO SÁENZ DE HEREDIA Y ANTONIO DE LA TORRE PROTAGONIZAN LA PELÍCULA QUE DIRIGE MANUEL MARTÍN CUENCA

A partir de un guión escrito por Alejandro Hernández y el propio Martín Cuenca, «La mitad de Óscar», es un drama familiar que narra la historia de dos hermanos que no mantienen ningún contacto, pero que comparten un secreto. Miguel. Es vigilante de seguridad en Las Salinas de Cabo de Gata. Se pasa allí muchas horas en un paraje en el que hay muy poco movimiento y bastantes horas muertas. Está retirado, es amigo de Óscar y no tiene mejor cosa que hacer que visitar diariamente a su amigo en el trabajo: le lleva comida, charlan, pasan el rato. La muerte de su abuelo provocará el reencuentro con su hermano y un final sorprendente.
Manuel Martín Cuenca, nacido en El Egido (Almería), uno de los lugares del rodaje, participa además de forma mayoritaria como productor en este proyecto, a través de su empresa andaluza La loma blanca. El director define esta película como «independiente. Es una historia muy personal y en ella se habla, sobre todo, de sentimientos», aclara. Sobre el vigilante protagonista asegura que «se trata de un personaje bastante entrañable, muy llano, y sobre todo espontáneo y natural».
Se da la circunstancia que las recientes nevadas en toda Europa han agotado la sal de las Salinas de Cabo de Gata, que se ha exportado a todo el continente, por lo que para el filme se ha tenido que importar sal de Australia.