La iraní Golshifteh Farahani último nombre en sumarse al reparto

Golshifteh Farahani se suma al reparto integrado por Johnny Depp, al nuevo villano Javier Bardem, a la descendiente de brasileños Kaya Scodelario en el principal papel femenino, y los ya conocidos Geoffrey Rush, Orlando Bloom, Kevin McNally y Stephen Graham, todos bajo la dirección de los escandinavos Espen Sandberg y Joachim Ronning, elegidos por el productor Jerry Bruckheimer para dar un nuevo impulso a la franquicia.

La sinopsis difundida ahora por el estudio confirma lo que se había comentado sobre el carácter fantasmal del español Bardem: «Empujado a una nueva aventura, un Capitán Jack Sparrow (Depp) en horas bajas observa que los vientos de la mala fortuna soplan con más fuerza cuando los piratas fantasmales liderados por su viejo némesis, el terrorífico capitán Salazar (Bardem), escapan del Triángulo del Diablo, decididos a matar a todos los piratas que surcan los mares, incluyéndole a él y su tripulación. La única esperanza de supervivencia de Sparrow se encuentra en la búsqueda del legendario tridente de Poseidón, un poderoso artefacto que otorga a su poseedor el control total sobre los mares».

Bruckheimer ha jubilado definitivamente a los guionistas que cimentaron la saga, Ted Elliott y Terry Rossio, para contratar sólo a uno, Jeff Nathanson, conocido por comedias de acción como dos entregas de la saga «Hora punta».

Javier Bardem y su colega estadounidense recién casado Johnny Depp, más necesitado que nunca de un éxito comercial tras sucesivos fracasos, el más reciente con «Mordecai», no son extraños entre sí, ya que ambos coincidieron en «Antes que anochezca», de Julian Schnabel, hace década y media. Por otro lado, es el segundo miembro de la familia Bardem-Cruz que participa en la franquicia pirata, ya que su mujer «Pe» estuvo en la cuarta entrega, embarazada.

El rodaje, con la que Jerry Bruckheimer volverá a producir para Disney después de su divorcio amistoso, ya se está desarrollando en Queensland, Australia, en lugar de en Puerto Rico, como en algún momento se previó. Las mejores condiciones económicas del país austral decantaron a Disney para cambiar de hemisferio. Sobre el presupuesto no se anunciado nada oficialmente, pero los rumores es que el estudio pretende que el megalómano Bruckheimer no pase de los 200 millones de dólares. Para ver el film que dirigen los noruegos Joachim Ronning y Espen Sandberg («Kon-Tiki») habrá que esperar al 7 de julio de 2017.