Con guion de Borja Cobeaga y Diego San José, cuenta la historia de un señorito andaluz que se tiene que hacer pasar por vasco para conquistar a una chica

«Ocho apellidos vascos» narra la historia de Rafa, un señorito andaluz que no ha tenido que salir jamás de Sevilla para conseguir lo único que le importa en la vida: el fino, la gomina y las mujeres. Hasta que un día todo cambia cuando aparece la primera mujer que se resiste a sus encantos: Amaia, una vasca. Decidido a conquistarla, Rafa viaja hasta un pueblo de la Euskadi profunda, donde para que Amaia le haga algo de caso deberá hacerse pasar por vasco.

Emilio Martínez-Lázaro cuenta con una amplia carrera como director de largometrajes entre los que destacan «Las palabras de Max» (1977) con la que ganó el Oso de Oro en el Festival de Berlín, «Lulú de noche» (1985), «Cómo ser infeliz y no morir en el intento» (1991), «Amo tu cama rica» (1991), «Los peores años de nuestra vida» (1994), «Carreteras secundarias» (1997), «La voz de su amo» (2001), «El otro lado de la cama» (2002), su secuela «Los dos lados de la cama» (2005) y «Las 13 rosas» (2007).

La película está producida por Lazona y Kowalski Films para Telecinco Cinema, que retoma con este filme el género de comedia, nuevamente de la mano de Emilio Martínez Lázaro, con quien ya trabajó en «El otro lado de la cama», cinta española más taquillera de 2002, y en «Los dos lados de la cama». La película supone también una nueva colaboración de la filial cinematográfica de Mediaset España con los guionistas Borja Cobeaga y Diego San José tras «Amigos» (Borja Manso, 2011).

Lazona es una productora de cine y teatro creada en 2003 por Gonzalo e Ignacio Salazar-Simpson que desarrolla proyectos de diversos géneros, tanto comerciales como de corte cultural o artístico. Ha participado en la producción de títulos como «Concursante» (Rodrigo Cortés, 20047), «Días de cine» (David Serrano, 2007), «Al final del camino» (Roberto Santiago, 2009), «¿Estás ahi?» (Roberto Santiago, 2011), «23 F, la película» (Chema de la Peña, 2011) y la aclamada «No habrá paz para los malvados» (Enrique Urbizu, 2011), ganadora de seis Premios Goya.

Kowalski Films nace hace dos años en el País Vasco de la mano de Koldo Zuaza, productor independiente responsable de algunos de los cortometrajes más aclamados y galardonados de la última década y productor ejecutivo de títulos como «To también» (Julio Medem, 2009) y «Caótica Ana» (Julio Medem, 2007). Entre las producciones más recientes de Kowalski Films, destacan los largometrajes «La herida» (Fernando Franco, 2013), «Zipi y Zape y el club de la canica» (Oskar Santos, 2013) y los cortometrajes Voice Over (Martín Rosete, 2012) y «El Premio» (León Siminiani), ambos nominados en los Goya y ganadores de multitud de premios internacionales.