Scott McGehee y David Siegel dirigen el filme que habla del azar, la suerte y la fatalidad

La película ha sido dirigida a cuatro manos con precisión e inteligencia por Scott McGehee y David Siegel, que tuvieron éxitos de crítica y público con «The Deep End» y «Bee Season». Serna es Sylvia Montero, una mujer argentina que vive con su marido y otra hija en el barrio de Queens. Muchas de las secuencias de la película tienen lugar en el acomodado hogar de los Montero, donde Sylvia no se muestra particularmente agradable con Bobby, del que sospecha puede acabar con la carrera artística de su hija. Ella vive, además, con el dolor no superado, por la pérdida de un hijo. Los críticos estadounidenses, a los que el film ha gratificado, han señalado que la película explora de los temas del azar, la suerte y la fatalidad al igual que lo hacía Krizysztof Kieslowski, sin la gravedad moral o consecuencias filosóficas del polaco. La película sufre un giro radical hacia la mitad cuando Bobby y Kate encuentran un teléfono móvil en un taxi y descubren que pertenece a un criminal inmerso en un escándalo en la lotería nacional. Entonces, empiezan a ser perseguidos por un matón armado y el film adquiere un nuevo tono. Otro de los beneficios de la película son la fotografía de Rain Li y la musculosa banda sonora de Peter Nashel. Y las calles de Nueva York que pocas veces han sido fotografiadas de forma tan realista. Y finalmente, la historia, escrita por los directores, que describe perfectamente la paranoia tecnológica de nuestros días, en la que cada ciudadano puede ser localizado por un teléfono móvil, un ordenador o la tarjeta de crédito.