EL CINEASTA CUENTA LA SALIDAD IRÁN DE UN GRUPO DE REFUGIADOS ESTADOUNIDENSES REFUGIASDOS EN LA EMBAJADA DE CANADÁ EN LA ERA DE JOMEINI

Sin embargo, en mitad del caos, seis de los integrantes de la delegación estadounidense logran escapar y encuentran refugio en casa del embajador canadiense. Sabiendo que es solo cuestión de tiempo que los encuentren y, muy probablemente, los maten, un especialista de la CIA en operaciones especiales llamado Tony Mendez urde un arriesgado plan para sacarlos del país de forma segura.
Se trata del tercer largometraje del Ben Affleck director, que se consolida como un magnífico cineasta tras sus trabajos tras las cámaras en «Adiós pequeña, adiós» (2007) y «Ciudad de ladrones» (2010). Un trabajo impecable, que Affleck ha definido como la «ironía y narración hollywoodiense”. El cineasta ha explicado su famosa meticulosidad con la que trabaja, hasta la documentación, que ha incluido una entrevista con el expresidente de los EE UU Jimmy Carter –un fragmento se incluye en voz en off al final de la película-.
Por su parte, Alan Arkin, también presente en Donosti, ha señalado que Affleck es «muy exacto y preciso» cuando dirige, y, además, le resultó «fácil trabajar con un director y amigo». El actor ha explicado que, cuando compartía escena con Ben le miraba a los ojos y se decía, «el actor me está mirando como director, colega, lo veo en la mirada». «Su precisión ha permanecido mientras permanecía en la escena y mientras no», ha apuntado, para insistir en que «es muy meticuloso».
«Argo» es la tercera película como director de Ben Affleck, después de «Gone Baby, Gone» («Adiós pequeña, adiós», 2007) y «The Town» («Ciudad de ladrones», 2010). En su faceta de guionista, logró el Oscar y el Globo de Oro, ambos compartidos con Matt Damon, por «Good Will Hunting» («El indomable Will Hunting», 1997). Como actor, ganó la Copa Volpi en el Festival de Venecia de 2006 por «Hollywoodland» y ha cosechado buenas críticas y éxitos de taquilla en todos los papeles que ha interpretado.