SE TITULARÁ «LA VOZ DORMIDA» Y SERÁ UNA ADAPTACIÓN DE LA NOVELA HOMÓNIMA DE DULCE CHACÓN

Este tercer largometraje será el primero en el que Zambrano no parta de una historia propia, sino que aquí hablará de las mujeres que perdieron la Guerra Civil siguiendo el texto del libro de Dulce Chacón. La película hablará de la derrota, de la represión, del hacinamiento en las cárceles y de como conservar la dignidad cuando todo se les vuelve en contra.
«Tendría que ser un desastre de director para hacer una mala película con un libro tan magnífico», ha dicho recientemente Zambrano, que aún no ha elegido el reparto, fundamentalmente femenido, para su nueva película.
Para el director, la mayor dificultad del libro de Chacón está «en ubicarme mentalmente hace 70 años, en unos tiempos de crueldad absoluta». Las dos anteriores películas de Zambrano han sido historias contemporáneas.