DIRIGIÓ EL GREC DE BARCELONA Y TRABAJO EN NUMEROSOS MONTAJES DE TEATRO

Moll había nacido en Mallorca en 1941. Fue siempre un hombre de teatro, en el escenario y tras las bambalinas, y como actor también trabajó en numerosas películas.
Fue el autor de la primera adaptación a la escena de «Mort de Dama» en 1970, que estrenó la compañía Adrià Gual. Como actor estrenó obras como «Primera historia de Esther», de Salvador Espriu, «Remena nena», junto a Guillermina Motta en 1971, «Eqquus», de peter Shaffer, en 1995, «Rocky Horror Show», a las órdenes de Ventura Pons (1977) o «La Moscheta», de Ruzzante, en el Grec de 1978.
En 1979 se hace cargo de la dirección del Grec y en la década de los 80 se vincula al Teatre Lliure, primero como director adjunto y después como gerente artístico.
Durante esos años no olvida el cine. Entre sus trabajos cinematográficos destacan los que hizo bajo la dirección de Joaquín Jordá en «Numax presenta» (1979), de Jaime Camino en «La campanada» (1980) y «El largo invierno» (1992), de Ventura Pons en «El Vicario de Olot» (1981) y de Josep María Forn en «Companys, proceso a Catalunya» (1979) y en el que fue su último trabajo en la pantalla, «El coronel Macià» (2006).