El actor estrena «1600 Penn», su segundo presidente norteamericano, tras «Independence Day»

Después, el 17 de enero abrirá el Festival de Sundance como un diplomático norteamericano que acude a Jordania a la boda de su hija en «May in the summer», escrita por su actriz, Cherien Dabis, también directora. Pero es el documental de Yung Chang «The Fruit Hunters» su favorito y abrirá este viernes el Festival de Palm Springs, a partir de un libro de Adam Leith Gollner. Es un actor que sabe capturar toda la humanidad de todos sus roles con intensidad y facilidad. En The New York Times le encontraron en Florida tratando de comprar por cientos de dólares una cosecha de mangos. O en Hawaii intentando encontrar una selva alubias para hacer helado y peras de agua.
«Actuar es lo que me permite obsesionarme con la fruta o trabajar con viejos tractores. E intentar montar vaudevilles. Puedo profundizar en mis pasiones… y volver a interpretar». ¡Y ha creado una orquídea nueva!» Chang fue invitado por el actor a estar en su casa durante una semana donde leyó el libro. «Le ayudé en el huerto y en la cocina, a hacer helado de crema vegetal. Chez Bill. Es un actor que ama el anonimato y detesta los reality shows. Que es devoto de sus orquídeas que recolecta y dona a ONG’s de comida sana para los más desfavorecidos.
Le dice al diario: «Hemingway dijo: un hombre sólo puede amar a una sola mujer y una sola pieza de tierra en una vida». En 1990, una década despues de enseñar teatro en la Universidad Estatal de Montana, Pullman se compró un rancho en Cardwell, Montana y el pasado verano presentó un vaudeville sobre un garage que convirtió en un teatro, cerca de una choza que convirtió en su hogar. El teatro es para su mujer desde hace 26 años, la bailarina Tamara Hurwitz Pullman, con quien tiene una hija y dos muchachos. Nacido en Hornell, ha creado allí un centro comunitario que crea coreografías para tractores en desfiles, sobre todos los verdes John Deere. Plantú su primera orquídea cuando tenía 13 años, su madre tuvo sus primeras crisis psiquiátricas y su padre, un médico, tenía problemas. «Una orquídea significa serenidad, salud». Más tarde, cosecha sanas manzanas, «que significan control cuando todo está descontrolado. Y eso es bueno». A continuación, le da un bocado, mira al cielo y dice «está muy buena».