La Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas consagrá a «El Premio», de Paula Markovitch con cuatro galardones, entre ellos el de mejor película

«Blancanieves», el segundo largometraje del cineasta bilbaíno Pablo Berger, que en los últimos Goya logró diez trofeos, es la sexta historia española que se alza con el Ariel a la Mejor Película Iberoamericana, categoría creada en el año 2000 en la que también han triunfado «Solas», de Benito Zambrano; «Los lunes al sol», de Fernando León de Aranoa; «La vida secreta de las palabras», de Isabel Coixet; «También la lluvia», de Iciar Bollaín, que compartió el galardón con la cubana «José Martí: el ojo del canario»; y «Pa negre», de Agustí Villaronga.

El Palacio de Bellas Artes de la capital mexicana fue el marco de la gala, en la que el reconocimiento a «Blancanieves» lo recogió uno de sus protagonistas, Daniel Giménez Cacho, que subió dos veces al escenario porque también fue premiado por «Colosio, el asesinato» –mejor coactuación masculina- cinta en la que participa la productora española Oberon Cinematográfica y que llegará a las pantallas españolas el próximo 21 de junio.

En su convocatoria de 2012, los Ariel tuvieron como destinatarios varias historias: «El premio», de Paula Markovitch, con cuatro premios, entre ellos el de Mejor Película; «El fantástico mundo de Juan Orol», que logró tres trofeos, el mismo número que «La vida precoz y breve de Sabina Rivas», de Luis Mandoki; y «La demora», del uruguayo Rodrigo Pla, que se hizo con el Ariel al Mejor Director.