EL DIRECTOR ESTUVO ACOMPAÑADO DE WOODY HARRELSON Y DE EDUARDO NORIEGA, DOS DE LOS ACTORES DEL FILME

Anderson ha explicado en la presentación de su filme que la película se basa en un viaje que realizó tras finalizar sus estudios universitarios hace 20 años: cruzó Asia a bordo del mítico tren Transiberiano. «La idea era crear una atmósfera paranoica y que el miedo fuera in crescendo», ha explicado el director.
Woody Harrelson, protagonista del filme, ha recordado que ya ha tenido la oportunidad de trabajar con cuatro actores españoles, Antonio Banderas, Javier Bardem, Penélope Cruz y Eduardo Noriega y «la verdad, no sé que tiene el agua de este país que hay gente tan atractiva y con tanto talento».
Eduardo Noriega ha contado que «al rodar en inglés no tienes tanto vínculo con el idioma», pero que es un privilegio poder trabajar en lenguas que no son las suyas.
Brad Anderson ha hablado sobre su próxima película, «un musical ambientado en el Brasil de los 60 en pleno auge del movimiento musical Bosanova, quizás Woody actúe en ella, he oído que canta y toca la guitarra muy bien». Está en conversaciones con Harrelson para que lo vuelva a protagonizar, y estará de nuevo coproducido con España a través de Filmax.