Michel Hazanavicius presenta los terribles años de Jean-Luc Godard en «Le Redoutable»

Esta es la primera vez que Noah Baumbach, director de películas memorables como «Frances Ha» (2012) y «Mientras seamos jóvenes» (2014), es seleccionado para el Festival de Cannes. Este domingo ha presentado en competición «The Meyerowitz Stories», con la actuación, una vez más, de Ben Stiller, acompañado por Adam Sandler, Dustin Hoffman y Emma Thompson.

En su más reciente película, Noah Baumbach narra el paso del tiempo. El tema central es la transmisión en el marco del reencuentro de un grupo de hermanos alejados en torno a un padre artista que envejece. Esta es la tercera colaboración del director con el actor Ben Stiller, tres años después de «Mientras seamos jóvenes», una comedida en la que también se plantaba como observador del paso del tiempo. En aquel entonces abordaba el tema a través del choque de generaciones con el encuentro de dos parejas, una formada por dos cuarentones estancados en la monotonía de sus vidas, la otra por dos jóvenes neoyorquinos modernos.

Como buen nativo de Brooklyn, a Noah Baumbach le encanta filmar en las calles de Nueva York, las mismas donde hizo revolotear a «Frances Ha», aquella joven llena de vida y un poco torpe que sueña con hacer carrera en el mundo de la danza. Esta comedia dramática en blanco y negro marcada por la melancolía es hasta la fecha la película del cineasta que mayor éxito ha tenido ante la crítica.

Noah Baumbach confiesa que instila en sus películas un poco de Rohmer y de Truffaut, las mismas fuentes de inspiración «Nouvelle Vague» citadas por quien ha sido de cierta manera su mentor: Wes Anderson. Juntos escribieron el guion de «Life Aquatic» en 2004, así como «Fantástico Sr. Fox» en 2010.

La otra pelócula del domingo en la competoción de Cannes ha sido la nueva producción del francés Michel Hazanavicius, que habla de los terribles años de Jean-Luc Godard en «Le redoutable»

Existe una cierta nostalgia cinematográfica en la filmografía de Michel Hazanavicius. Del cine mudo en «The Artist» (en Competición, 2011) o de las películas kitsch de espionaje en «OSS 117». Mucho humor, también. Con «Le Redoutable», se interesa por Jean-Luc Godard, entonces en plena «nouvelle vague», adaptando la novela «Un an après» de Anne Wiazemsky, exesposa de Godard. La pareja es interpretada en la pantalla por Louis Garrel y Stacy Martin, acompañados por Bérénice Béjo. Él es el cineasta más emblemático de su generación, ella tiene veinte años menos. Juntos, trabajan en una película. Jean-Luc está enamorado de Anne. Ese es el punto de partida de «Redoutable». Él la ha elegido para actuar en «La Chinoise». La película se estrena en salas y une a los críticos pero también a los dos amantes. Pero entonces se produce mayo del 68 y Jean-Luc Godard entra en una espiral de marginalización.

«¡Hay que ser rematadamente tonto para ir a Cannes este año, con todo lo que está pasando en este momento!». Estas palabras las dirige un manifestante a Jean-Luc Godard en mayo del 68. Un hábil guiño que marca el tono de la película: «Le Redoutable» no es una tesis sobre el trabajo del cineasta. La película se abre con una escena de rodaje pero, muy rápidamente, la atención se centra en la personalidad del director: un Godard divertido, comprometido, atormentado, agresivo en ocasiones y, sobre todo, enamorado.

Esta película se le apareció a Michel Hazanavicius como una evidencia. Descubrió un poco por azar el libro «Un an après» de Anne Wiazemsky. En él, la autora cuenta su idilio con Jean-Luc Godard en pleno mayo del 68. Su contenido despertó el interés de muchos cineastas pero la autora siempre rechazó todas las propuestas de adaptación. Hasta que llegó Michel Hazanavicius, la llamó y encontró el argumento definitivo. Le dijo que el libro le parecía muy divertido y ella le respondió que a ella también se lo parecía. Él fue el primero en decírselo, así que ella aceptó.