Catherine Hardwicke convierte a la heroina del cuento en una joven mucho más sensual, violenta y llena de terror

Con Amanda Seyfried como Valerie (Caperucita Roja), una apuesta joven de un pueblo medieval, el personaje está envuelto en un romance tripartito, dividido entre un herrero del pueblo y el leñador (Shiloh Fernández), que no es ese hombre viejo que anda con un machete. Se trata de un apuesto chico con un cuerpo de modelo. Pero sus padres quieren casarla con el adinerado Henry (Max Irons). Mientras, un hombre lobo acecha al pueblo y su primera víctima es la hermana de Valerie. Para darle caza a esta criatura con la que la chica siente una extraña conexión, los pueblerinos acuden a los servicios del padre Solomon (Gary Oldman).
La trama no tiene mucho que ver con la original narración que Charles Perrault publicó en 1697 en la colección «Cuentos con enseñanzas morales». Por el contrario, se trata de una versión donde el horror, el temor a lo desconocido y la tensión sexual están siempre presente.
Caperucita Roja es en realidad el punto de partida para contar una historia oscura, en donde no hay lobos, hay hombres lobos, y en donde la ingenuidad de la protagonista la sustituye una carga de escenas en ocasiones escalofriantes y en otras eróticas.
En los próximos meses llegarán una serie de cintas similares, todas caracterizadas por ser adaptaciones más adultas de viejos relatos infantiles. El más avanzado es «Blancanieves y el cazador», cinta con Kristen Stewart (la heroína de la saga «Crepúsculo») como protagonista, Charlize Theron en el rol de la reina malvada y Viggo Mortensen en el papel del cazador enviado a liquidarla en el bosque. La vuelta de tuerca del guión es que el hombre se enamora de la princesa y huyen juntos de la maléfica soberana. Paralelamente, Julia Roberts encarnará a la reina en el filme «The Brothers Grimm: Snow White».
Jeremy Renner («En tierra hostil») prepara «Hansel and Gretel: Witch Hunters», en donde los personajes del cuento se convierten en cazarrecompensas a la búsqueda de brujas que llevar a la hogura. Bryan Singer prepara «Jack the giant killer», inspirado en «Jack y las habichelas mágicas» pero tratando la lucha por el poder.
Por su parte, Guillermo del Toro también trabaja en una nueva versión de la novela infantil «Pinocho» (1883), del italiano Carlo Collodi, y su interés es retratar la naturaleza sombría de los ambientes en que el protagonista se desenvolvía en el relato original. Se tratará de un filme con la técnica animada del stop motion.