EL CINEASTA YA HABÍA TRABAJADO CON TOM CRUISE COMO DIRECTOR DE «JACK REACHER» Y COMO PRODUCTOR Y GUIONISTA DE «VALKIRIA»

El propio McQuarrie ha desvelado su fichaje por la saga basada en la popular serie de televisión de los setenta donde toma el testigo de Brad Bird, director de «Protocolo Fantasma», a través de su cuenta en twitter.
Un mensaje al que pronto respondió su gran amigo Cruise, protagonista y productor de la franquicia, que momentos después emitió un comunicado. «Estoy muy contento de reunirme con Chris para la última entrega de la saga Misión Imposible» afirma Cruise, que señala que comenzó a producir la esta franquicia «con el objetivo de que un director diferente, con su propia visión, filmara cada una de las películas».
«Chris es un cineasta extraordinario que ofrecerá la acción trepidante y la emoción que el público de todo el mundo espera la franquicia de Misión Imposible», sentencia Cruise.
McQuarrie, que ganó un Oscar por su 1995 por el guión de «Sospechosos habituales», tienen una larga trayectoria profesional junto a Cruise. En 2008 escribió el guión y produjo «Valkiria», el drama histórico sobre el fallido intento de asesinato de Hitler, trajajaron juntos en «Jack Reacher», que McQuarrie dirigió y escribió, y ha adaptado la novela «All You Need Is Kill» de Hiroshi Sakurazaka para la próxima película de acción de Cruise «Edge of Tomorrow», un título que ambos estuvieron promocionando en la Comic Con de San Diego.
Cruise encarnará por quinta vez al agente especial Ethan Hunt, el personaje que le ha reportado sus mayores éxitos en taquilla. La anterior entrega de «Misión Imposible», estrenada en 2011, recaudó casi 700 millones de dólares en taquilla con un presupuesto de 145 millones, convirtiéndose así en la película más taquillera de la saga y también de la carrera de Cruise.
La primera película de la saga «Misión Imposible» se estrenó en 1996 y recaudó casi 460 millones de dólares. La secuela, que vio la luz en el año 2000, se acercó a los 550 millones de recaudación, mientras que «Misión Imposible III», que se estrenó en 2006, amasó casi 400 millones de dólares en taquilla. La cuarta entrega fue dirigida por Bard Bird en 2011 y, aunque su recaudación bajó con respecto a la tercera de la saga, tuvo el suficiente éxito como para apostar por una quinta entrega.