La película está inspirada en hechos reales y aunque se narran unos hechos en los que su hijo formó parte, se pone el objetivo en otros personajes

«Operación E», que tuvo su estreno mundial en el pasado Festival de san Sebastián, dirigida por Miguel Courtois a partir de un guión de Antonio Onetti, narra la historia real de un campesino y su lucha en solitario contra el sistema, su frenético intento por sobrevivir y por mantener su integridad y la unidad de su familia. Luis Tosar (también coproductor del filme) interpreta a un campesino pobre, que cultiva coca en la selva colombiana, que es obligado a cuidar del supuesto hijo enfermo de Clara Rojas, nacido en cautiverio, con la excusa de que su suegro indígena es curandero. La película cuenta los acontecimientos de los tres años durante los que no se supo nada del niño.
La asesora jurídica de la película y Productora, Marisa Castelo, ha explicado que se pidieron dictámenes jurídicos que no vieron lesión alguna de derechos al niño y se enseñó personalmente a Clara Rojas la película en Bogotá. Tras muchos meses de negociaciones que giraron en torno a cuestiones económicas sin llegar a un acuerdo, la señora Rojas ha optado por recurrir a la vía judicial más agresiva: la tutela judicial de menores.
Tal vez por esta vía Clara Rojas esté intentando forzar un acuerdo con los Productores conforme a sus intereses, o tal vez impedir a todos los colombianos disfrutar de una película dedicada a las víctimas del conflicto armado en Colombia e intentar oscurecer la figura del campesino José Crisanto Gómez Tovar, que fue liberado sin cargos tras cuatro años de prisión.
Farruco Castromán, Productor y Administrador de ZircoZine, en declaraciones para la radio colombiana defendió la postura de las productoras y el derecho a la libertad de expresión. También lamentó que después de un rodaje en el que se involucraron tan intensamente tanto instituciones como ciudadanos colombianos no puedan disfrutar del resultado final por culpa de intereses personales.
Los productores alegan que: «La historia que relata «Operación E» está inspirada en hechos reales y no gira en torno a la señora Rojas. Aunque se narran unos hechos en los que su hijo formó parte, se pone el objetivo en otros personajes”.