La actriz italiana protagoniza un documental, dirigido por Boris Despodov, donde se representa a sí misma volviendo a los lugares donde rodó sus primeras producciones

La actriz italiana protagoniza un documental, dirigido por Boris Despodov, donde se representa a sí misma volviendo a los lugares donde rodó sus primeras producciones. La estancia de Cardinale será breve -dos o tres días- ya que sólo rodará los exteriores de la cinta.
Las tomas en Almería se concretan en el pueblo de Tabernas, en una casa en la localidad almeriense de Benahadux y en el escenario conocido como «Rancho de Leone» donde, precisamente se rodó «Hasta que llegó su hora», película escrita por unos jóvenes Dario Argento y Bernardo Bertolucci, que contaba el nacimiento de los Estados Unidos a través de la construcción del ferrocarril, y en la que Claudia Cardinale interpretó a la prostituta Jill.