Lola Dueñas, Anna Castillo y Pedro Casablanc protagonizan esta historia sobre los miedos y esperanzas de una madre y su hija

La película, que se rodará durante 5 semanas en Constantina (Sevilla) está producida por Amorós Producciones y Arcadia Motion Pictures, en coproducción con Pecado Films, Sisifo Films y Noodles Production (Francia).

La trama sigue a Leonor (Anna Castillo), que quiere marcharse de casa, pero no es capaz de dejar sola a su madre. Estrella, su madre (Lola Dueñas), no quiere que se vaya, pero tampoco se atreve a retenerla a su lado. Este invierno ambas tendrán que emprender un viaje para dejar de ser madre e hija las veinticuatro horas del día y descubrir quiénes pueden llegar a ser por separado.

«Viaje alrededor del cuarto de una madre” es una historia íntima sobre los miedos y las esperanzas de una madre y una hija que viven juntas en un pequeño pueblo del sur. Ambas se protegen y se cuidan como mejor saben hacerlo, incluso cuando se enfrentan a una nueva etapa de la vida en la que su mundo en común se tambalea.

En palabras de la directora, Celia Rico: «Como todas las madres e hijas, las protagonistas de esta historia están unidas por un vínculo muy fuerte, pero enormemente frágil. Querer bien, sin coartar al otro ni renunciar a uno mismo, quizá sea una de las tareas más difíciles en las relaciones entre padres e hijos». Y añade: «Quería escribir una historia sobre la dificultad que supone para una madre rellenar el vacío que deja su hija cuando se marcha de casa. Pero también quería escribir una historia sobre la dificultad que supone para una hija abandonar el nido materno. Empecé a escribir una y otra y pronto me di cuenta de que estaba dando forma a las dos caras de una misma manera. Son muchas las películas que han retratado el proceso de emancipación de los jóvenes en búsqueda de independencia, pero muy pocas han explorado la otra cara del viaje, la de los padres que se quedan atrás».

Según la directora, «esta historia surge de una sensación física, como hija que se desprende del nido familiar: el confortable calor con el que las faldas de una mesa-camilla me resguardaban del frío. O me aprisionaban. No era fácil salir de aquella mesa. Podría haberme pasado horas durmiendo la siesta bajo su regazo, cómodamente, mientras la vida transcurría en otra parte, lejos del confort de la casa de mis padres. Creo que -más allá de las peculiaridades de su mobiliario- ese calor es el de la casa de la que todos procedemos, el de la casa que todos abandonamos un día. Y es ese calor -que reconforta y a la vez abrasa- el que me gustaría poder trasladar a la pantalla».

Para los productores, «después de trabajar con Celia Rico Clavellino en diferentes proyectos y descubrir su enorme talento creativo, no dudamos en apostar por ella y por la hermosa historia que nos cuenta en su ópera prima «Viaje alrededor del cuarto de una madre”. Partiendo de una historia local nos acercamos a conceptos universales que nos apelan a todos y Celia lo hará, además, explorando un lenguaje formal totalmente medido y buscando una voz propia y personal. Emprendemos este viaje con la directora para producir lo que, estamos seguros, será un film genuino, único, lleno de matices y sutilezas, de emoción y ternura, de reflexión y poesía visual».

Celia Rico debutó en la dirección con el multipremiado cortometraje «Luisa no está en casa» que compitió en la Mostra d Venecia y ganó el Gaudí al Mejor Cortometraje en 2012. Ha sido asistente de la directora peruana Claudia Llosa y dirigió la segunda unidad de su última película «No llores, vuela». Con «Viaje alrededor del cuarto de una madre» debuta en la dirección de largometraje de ficción.