CHICHO IBAÑEZ SERRADOR, PROTAGONISTA ABSOLUTO DE LA GALA DE INAUGURACIÓN

Con grandes dosis de humor, los distintos invitados fueron aportando sus perlas en el escenario. Jimmy Barnatán y Chiqui Fernández escenificaron uno de los momentos más hilarantes, cuando explicaron cómo funciona el sistema de votación del público. A la salida de la proyección (todas ellas en los Cines Roxy), los espectadores deberán depositar sus papeletas en las cinco urnas colocadas a tal efecto. Agradecimientos a organizadores, patrocinadores y colaboradores, con especial mención a Castilla y León Televisión, que ejerce de anfitriona para las demás visitantes. Y a Charo López, largamente aplaudida, que aseguró que sería breve, y lo fue: «Me encanta ser madrina de SeminciTV y me produce una enorme satisfacción que por fin tengamos en Castilla y León una televisión de todos, nuestra, bien dotada, con los mejores medios y los mejores profesionales”. Y terminó invitando al público a consumir también cine para televisión. La mención a Fernando Delgado fue obligada. Un breve homenaje que precedió a otro muy esperado: el de Narciso Ibáñez Serrador, que recibió la Espiga de Honor. La ovación fue unánime. Antes, Nieve de Medina, Alejandra Lorenzo y Montse Mostaza, protagonistas de La Culpa, película que se proyectará mañana con entrada gratuita, tuvieron palabras de agradecimiento para Chicho Ibáñez Serrador. El público, por su parte, pudo disfrutar de unos minutos de proyección. Koldo Serra, Paco Plaza, Jaume Balagueró, Juan Antonio Bayona y Álex de la Iglesia, subieron al escenario y tuvieron, uno a uno, palabras de agradecimiento para el que reconocen como su maestro. Koldo Serra contó una pequeña e interesante historia: «Siempre que me preguntan por qué me gusta el cine, cito a Chicho, y explico que es porque las películas de terror nos devuelven un poco a la niñez, porque nos transportan los miedos de entonces”. Jaume Balagueró aseguró que el culpable de que él haga películas de terror es Chicho. Juan Antonio Bayona le dio las gracias por sus películas y Álex de la Iglesia resaltó su figura como realizador y como persona. «Una figura cercana que esconde, tras de sí, si no al mejor, a uno de los mejores directores que tiene el cine español”. Gemma Cuervo y Manuel Galiana fueron los siguientes. Gemma, emocionada, le hizo un emotivo agradecimiento. Galiana afirmó que le debe a él lo mejor de su carrera. Ambos fueron los encargados de entregarle la Espiga de Honor, que recibió sentado en su butaca, mientras su imagen era proyectada en la pantalla y recibía, micro en mano, una gran ovación del público, puesto en pie. A él le emocionó ver a su hijo en la pantalla, emocionado. «Eso me hace emocionar a mí”. Y agradeció, a su vez, a actores y directores, sus palabras.