LA OBRA, FINALISTA DE LOS PREMIOS MAX DE TEATRO, LLEGA AL ESCENARIO DEL CÍRCULO DE BELLAS ARTES DE MADRID

La obra, en la que participan doce actores, surge a raíz de una noticia encontrada en un periódico, que informaba sobre la aparición del cadáver de una mujer, con una cicatriz en el abdomen, en la playa. A partir de ahí, un total de dieciocho autores teatrales escribieron unos monólogos de ocho minutos cada uno, en el que la mujer, Verónica, era la protagonista. Sin embargo, también era la excusa para que cada uno de los personajes contase su historia.

En la obra es el espectador el que decide por dónde va la historia. Dos grupos de seis actores cada uno, uno gris y otro rojo, hacen dos recorridos que se centran en dos elementos fundamentales del suceso: la playa y la cicatriz, respectivamente. Los actores se sientan y se entremezclan con el público desarrollando una atmósfera muy íntima y muy especial. Sobre las tablas, se sitúan las mesas que están decoradas de los colores del recorrido que les ocupe: gris y rojo. Los actores van pasando de una mesa a otra, y en ellas los espectadores esperarán para disfrutar de cada uno de los monólogos del trayecto que hayan elegido. El vestuario de los actores será de calle, pero cuentan con algún detalle que indique a que recorrido pertenece.

Aunque en un principio la obra fue escrita para 18 actores y tres recorridos, la compañía ha preferido, en esta ocasión, suprimir el itinerario azul centrado en una nota que portaba Verónica cuando fue encontrada y centrarse en el rojo y el gris porque son «los que tienen mejor acogida», en palabras del director artístico de la obra Jerónimo Cornelles. Aunque en su estreno valenciano del pasado año, se representaron los tres recorridos, en su posterior gira por España la compañía he presentado siempre dos recorridos, alternándolos según los lugares. Jessica Belda, Tanya Beyeler, Rosanna Espinos, Héctor Fuster, María Minaya y Miguel segui son los actores del recorrido rojo, y Toni Agustí, Maribel Bayona, Carmen López, María P. Bosch, Victoria Salvador y Beñoña Tena en el azul.

Los doce personajes que protagonizan la obra interpretan a personas comunes que creen conocer a Verónica, con un espectro muy amplio que van desde una enferma psiquiátrica que observaba a la mujer desde la ventana, hasta un hombre que paseaba por la playa.

Un elemento fundamental de la obra está en su contemporánea banda sonora, que se escucha como si se estuviese en cualquier establecimiento público. Además, en un momento de la obra suena una melodía, que ha compuesto la cantante de jazz Celia Mur.