sir Ben Kinglsey, el director Emir Kusturica, el actor norteamericano Christopher Walken y el franco-marroquí Saïd Taghmaoui estrellas del certamen marroquí

El certamen, en pleno crecimiento, se desarrolla bajo el patronato de Su Alteza Real el rey Mohammed VI y el príncipe Moulay Rachid. De la dirección se ocupa la señora Mélita Toscan du Plantier. El año pasado la señora Weaver definió el Festival como «un sitio de fermento de ideas, un lugar donde el intercambio y la confrontación directa triunfan sobre los estereotipos» y por ello, este año se quiere lograr ser un punto de encuentro del cine de todo el mundo y alcanzar el mayor eclecticismo posible. De ahí, la presencia de talentos cinematográficos tan variada. Con una carrera de 40 años, Sir Ben Kingsley (que antes de Marrakech recibirá también un homenaje del Festival de Cine Europeo de Sevilla) es un eminente actor forjado en el teatro después de haber sido aceptado en la Royal Shakespeare Company en 1967. Debutó en el cine en 1972 y una década después logró su mayor triunfo retratando al líder indio Mahatma Gandhi dirigido por lord Richard Attenborough en «Gandhi», por el que logró el Oscar, el Globo de Oro y el premio BAFTA. Ha trabajado dos veces a las órdenes del ahora cautivo Roman Polanski («»La muerte y la doncella» y «Oliver Twist») y con Steven Spielberg logró otro resonante triunfo como Itzhak Stern en «La lista de Schindler». El pasado año se acercó a nuestro cine como el temible policía de «Transsiberian» frente al «beau tenebre» Eduardo Noriega y fue el amante de Penélope Cruz en «Elegy», al servicio de Isabel Coixet. En 2.010 estrenará lo último de Martin Scorsese, «Shutter Island» frente a Leonardo DiCaprio y estará con Jake Gyllenhaal en «El príncipe de Persia». Nacido en Sarajevo, el director Emir Kusturica iba para futbolista, perolo dejó todo para estudiar en Praga en la escuela dirigida por Milos Forman. De regreso a su ciudad natal comenzó una impresionante carrera con «Do You Remember Dolly Bell?» (1981), que fue León de Oro en Venecia. Repitió en la Mostra en 1998 con el León de Plata por «Gato negro, gato blanco». Ha ganado dos veces la Palma de Oro en Cannes por «Papá está en viaje de negocios» (1985) y una década después por «Underground». Por la incomprendida «Arizona Dream», con Johnny Depp y Faye Dunaway, se llevó el Oso de Plata de la Berlinale. La música ocupa un lugar importante en su vida desde que en 1986 fundara la No Smoking Orchestra, con la que realiza «bolos» por todo el mundo. Tras rodar el documental «Maradona por Kusturica» (2008), fundó Kustendorf, una villa en las montañas de serbia avalada por la Unesco, en la que enseña cine a niños. El impredecible actor neoyorquino Christopher Walken, hijo de un panadero, comenzó a los diez años a trabajar en serie de televisión con sus dos hermanos. Después, estudió danza y consideró dedicarse a la coreografía pero debutó pronto y, excelente bailarín, participó en medio centenar de musicales. Estudiante de drama, se forjó en el teatro, decepcionado por su nulo éxito en el cine. Hasta que fue el soldado suicida de «El cazador» (Michael Cimino, 1976) y ganó el Oscar. Volvió a repetir con el director en la obra maestra «La puerta del cielo». El curriculum artístico de Walken alcanza el centenar de títulos, pero siempre que puede vuelve a su primer amor en las musicales «Pennies From Heaven» y «Hairspray», en la estaba casado con John Travolta. Fue el excombatiente de «Pulp Fiction» para Quentin Tarantino y el asesino descabezado de «Sleepy Hollow» para Tim Burton. El año próximo esrenará «Thr Irishman». El más joven homenajeado es Saïd Taghmaoui, de 36 años y nacido en Francia de padres marroquíes. Boxeador en su juventud, debutó a lo grande en «The Haine» (1994), de Matthieu Kassovitz, lo que le permitió trabajar en su país e Italia. Su debut inglés fue en «Hideous Kinky», siendo el amante de Kate Winslet. Y en el cine norteamericano en David O. Russell en la notable «Tres reyes», junto a George Clooney. En «Hidalgo» (2004) estuvo junto a Viggo Mortensen y en «Vantage Point» con Eduardo Noriega en una falsa Salamanca. Acaba de rodar con el fotógrafo y cineasta holandés Anton Corbijn «Linear», un film al servicio del disco de U2 «No Line Out The Horizon». El noveno Festival Internacional de Cine de Marrakech se celebrará del 4 al 12 de diciembre próximos.