Se presenta, en sesión especial, su película «Celda 211»

Protagonizada por Luis Tosar, Alberto Ammann, Antonio Resines, Marta Etura y Carlos Bardem, «Celda 211» es un trepidante thriller carcelario en torno a cómo estar en el sitio equivocado, en el momento equivocado, puede enfrentarnos a una situación de riesgo que ponga al descubierto nuestros límites. El protagonista no va a tardar en descubrirlo cuando decida presentarse un día antes en la prisión en la que va a trabajar como funcionario y ese mismo día estalle un motín. Aprovechando su anonimato, optará por hacerse pasar por uno de los presos.
Malamadre (Luis Tosar) encabeza un motín coincidiendo con la llegada como guardia de seguridad de Juan (Alberto Ammann), que se hace pasar por interno para salvar su vida. El encierro se ve agravado por la presencia de tres presos etarras, que los internos hacen valer como moneda de cambio en sus negociaciones, y las tensiones entre los internos.
En rueda de prensa, tanto Monzón como los actores han explicado que «notan» que la película está calando en el público, tras los recibimientos en los festivales de Venecia, Toronto y Sitges. «Es reconfortante», ha dicho Daniel Monzón. El director ha comentado que la película tiene una base en la novela de Francisco Pérez Galdur, al que se ha sumado otros recabados por el equipo para que la prisión pareciera un «microcosmos» de la realidad, pero «concentrado en un MP3».
Sobre la aparición de los presos etarras, ha recordado que ya salían en la novela y que no son un elemento protagonista, sino más bien surgen de la acción. El actor Antonio Resines, que da vida en la película al jefe de seguridad de la prisión, ha comentado que es la primera película donde aparece el tema del terrorismo «de forma colateral» y en la que se dice «lo que piensa todo el mundo».
La interpretación de Tosar como Malamadre ya ha hecho disparar las quinielas de cara a los Goya. El actor asrgura que tiene un recuerdo «entrañable», pero del que se está intentando «desembarazar» para encarar otros proyectos, recordando que para preparar su papel se entrevistó con un interno que, como Malamadre, llevaba muchos años en prisión y que le dijo una frase que le ayudó para encarar el rodaje: «La psicosis es el estado natural de las cosas». Tosar no ha querido atribuirse protagonismo,alabando el «plantel espectacular» de la película que sólo tuvieron que aderezar un guión que era «una obra de ingeniería casi perfecta».
En conversación para cineyteatro.es Daniel Monzón ha recordado como la película se presentó para optar a la candidatura al Oscar de Hollywood a la mejor película de habla no inglesa, y que han sido los propios académicos, quizás porque no se preparó suficientemente esta presentación, quienes rechazaron incluirla en la terna finalista.