El actor británico protagonizará «Tokio Vice», en el que encarnará a un periodista obsesionado con acabar con un jefe de la yakuza

«Tokio Vice» narrará la historia de Jake Adelstein, un periodista estadounidense que trabaja para el diario nipón Yomiuri Shinbun, lo que le da la oportunidad de indagar en los más turbios negocios de la yakuza, la organización criminal más temida de Japón, cuyos orígenes se remontan al siglo XVII. El principal objetivo del reportero, al que pondrá rostro Radcliffe, será Tadamasa Goto, un jefe del sindicato criminal al que apodaban como el «John Gotti de Japón», en referencia al popular capo que asumió la jefatura del clan de los Gambino a mediados de los años ochenta del siglo pasado.

La determinación de Adelstein por poner al descubierto los trapos sucios de Goto, presunto informante del FBI, fue tal que acabó poniendo en peligro su propia vida y la de su familia, tal y como relataría el periodista en ‘Tokyo Vice: An American reporter on the police beat in Japan’, un libro editado hace unos años que servirá como base a este largometraje cuyo guión correrá por cuenta del dramaturgo J.T. Rogers. John Lesher y Adam Kassan se encargarán de la producción de un filme que verá la luz poco después de que llegue a las tiendas el segundo libro de Adelstein, ‘The Last Yakuza’.

Desde que pusiese punto y final a sus estudios en Hogwarts hace un par de años, Daniel Radcliffe no para de trabajar, tratando de desembarazarse de un personaje que le dio fama y fortuna pero que amenazaba con atraparle para siempre. Primero se sumergió en el tenebroso mundo de «La mujer de negro», un filme de terror de James Watkins en el que ponía rostro a un joven abogado que se veía obligado a viajar a un remoto pueblo en el que debía hacer frente a un fantasma consumido por sus deseos de venganza. Y después se metió en la piel del poeta Allen Ginsberg en «Kill your darlings», un drama de John Krokidas que escarba en el nacimiento de la denominada Generación Beat.

El actor británico ha completado ya su labor en «The F Word», una comedia romántica de Michael Dowse en la que se dedica a cortejar a una joven encantadora e inteligente que, para desgracia del protagonista, está enamorada de otro. Su apretada agenda incluye también «Horns», un largometraje de Alexandre Aja en el que lucirá unos cuernos muy especiales que le ayudarán a desentrañar el misterio que rodea al asesinato de su novia. Por último, está previsto que Radcliffe ponga rostro a Igor en una nueva cinta sobre Frankenstein que dirigirá Paul McGuigan