«Kill Your Darlings», una historia de amistad, amor homosexual y asesinato, que se ha estrenado en Sundance

Radcliffe, que tiene 23 años, interpreta a Ginsberg con 17 años, cuando era un adolescente ingenuo e introvertido que luchaba por encontrar su lugar en el mundo años antes de la liberación sexual y cultural de los años 60.
Cuando Ginsberg comienza sus estudios en la Universidad de Columbia de Nueva York, sus encuentros con sus compañeros rebeldes Lucien Carr (Dane DeHaan), William S. Burroughs (Ben Foster) y Jack Kerouac (Jack Huston) dan lugar a una nueva visión y la fundación de la Generación Beat.
Después de 10 años y ocho películas de la saga «Harry Potter», Radcliffe está también buscando un nuevo lugar como actor, apareciendo en escena en 2007 en Londres y Nueva York en el drama «Equus», en el que aparecía totalmente desnudo, y el musical «How to Succeed in Business Without Really Trying» en 2011.
En «Kill Your Darlings» Radcliffe vuelve a cruzar los límites en su encarnación de un Ginsberg que mantiene una escena de alto voltaje erótico con otro hombre. «Todo el mundo quiere tener un trabajo tan diverso como le sea posible, y eso es lo que mantiene a la gente interesada en su carrera», ha dicho Radcliff.
Radcliffe se une a una larga lista de actores que han encarnado a Ginsberg en el cine, incliudo Ron Livingstone en la película «Beat» de 2000 y James Franco «Howl» en 2010.
Radcliffe ha comentado que si bien la película «muestra a los cuatro hombres que iban a provocar una revolución literaria y cultura en América, la historia no trata sólo sobre el nacimiento de los beatssino que quiere mostrar lo mucho que se divirtieron y cómo se relacionaban, y fue esa energía y vitalidad lo que dio lugar a los Beats».
La película está dirigida por John Krokidas para quién la historia de Ginsberg era central en la película porque es el que tuvo el mayor viaje personal: «Al principio del film es en gran medida el hijo obediente… pero él nunca muestra cómo es por dentro, porque él ciuda de todos los demás», dijo Krokidas a Reuters. «Al final de la película, se convierte en un rebelde, se autoproclama como poeta y encuentra su propia voz», ha dicho el director.