LA PELÍCULA ABRE EL PRÓXIMO FESTIVAL DE VENECIA

El marido de Rachel Weisz (nuestra Hypathia en «Agora» y Oscar por «El jardinero fiel» («The constant gardener») ha elegido para continuar el éxito cosechado con «El luchador» («The Wrestler»), a la mayor gloria de un Mickey Rourke que ya está desaprovechando el subidón («Iron Man 2», «Los mercenarios») una historia ubicada en el intrincado universo del ballet, todo celos y obsesión. Véase si no, películas danzarinas del pasado como «Noches de sol», con el mismísimo Mikhail Baryshnikov y dame Helen Mirren, «Fama» o «Center Stage».

Escrita por Mark Heyman a partir de una historia de Andres Heinz, el film está protagonizado por un trío de actrices diminutas, las bellas y armónicas Natalie Portman, Mila Kunis y la recuperada Winona Ryder, ni sombra de lo que fue, todas en tutú y con plumas. Natalie Portman es una bailarina clásica, Nina, llamada a sustituir a Beth MacIntire, titular de una compañía de ballet neoyorquina en una producción de «El cisne negro». Nina vive dedicada enteramente a la danza, en plan obsesivo y de consunción.

Además, vive sofocada por su madre, una antigua danzarina. El director artístico Thomas Leroy (un Vincent Cassel más elegantemente diabólico que nunca), elige también a otra bailarina rival, Lilly (Kunis) para ser «El cisne negro», frente a «El cisne blanco» de Nina. Maquiavélico, sabe de la fuerte competencia que se desatará entre ambas. Como en todo film del director de «Pi» y «Requiem por un sueño», la psique, la demencia, las alucinaciones y los sueños distorsionan la historia y los sucesos que en ella se producen. Y los personajen caminan siempre al borde de la locura.

En esta ocasión, Nina y Lilly desarrollan su rivalidad hacia una enfermiza relación. Por supuesto, el beso sáfico de ambas ha sido introducido en el trailer para regocijo mundial de internautas y otros especímenes. Nina va cayendo en el vacío existencial y entrando en contacto con su lado oscuro (no en vano fue la reina Amidala de «La guerra de las galaxias»), entrando en un proceso de autodestrucción. Nina no llega a distinguir si la rivalidad existe o es tan sólo un producto de su enferma mente. Los celos pueden horadar el cerebro y dejarlo como un queso Gruyere.

Este drama sobrenatural está también protagonizado por la veterana Barbara Hershey, Sebastian Stan, Janet Montgomery, Toby Hemingway, Christopher Gartin Kristina Anapau y Ksenia Solo, entre otros. De la dirección de fotografía se ha ocupado Matthew Libatique, de la banda sonora, Clint Mansell y del diseño de producción, Thérèse DePrez.

La más beneficiada de este film es Mila Kunis, la bella de Kiev que se hizo famosa de adolescente en la serie televisiva nostálgica «That 70’s Show» como la vanidosa Jackie Burhardt. Su paso al cine, en la cima de su morena belleza, se ha dado en «Olvídate de mí», «Date Night» junto a Tina Fey y Steve Carrel o «El libro de Eli». Además, está de novia de Macaulay Culkin. ¿Quién da más?