Las «agresivas exigencias» del director, rechazadas por la Sony, que producirá el filme

Fincher -que acaba de lanzar el primer avance de «Gone Girl», su próxima película protagonizada por Ben Affleck- estaba negociando con Sony para volverse a reunir el trío responsable de «La red social», el guionista Aaron Sorkin y el productor Scott Rudin, en el biopic de Jobs. La publicación estadounidense, citando fuentes cercanas a las negociaciones, señala que el director de «El club de la lucha» o «El curioso caso de Benjamin Button» ha exigido a Sony unos 10 millones por adelantado y el control total en la promoción de la película. Sony ya le dio carta blanca en este último sentido a la hora de comercializar «Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres» en 2011.

El cineasta fue el creador de la campaña en la que una Rooney Mara en top-less prometía ofrecernos ‘The feel bad movie of Christmas’, es decir, la película con más mal rollo de aquellas navidades, en la adaptación hollywoodiense de la obra de Stieg Larsson.

Fuentes cercanas a Sony no descartan que el estudio y el director retomen las negociaciones en el futuro siempre que no siga enrocado en estas «ridículas» pretensiones económicas para una película de esta naturaleza. «No estás haciendo «Transformers» ni «El Capitán América». Se trata de la calidad, no de algo comercial. Él debe ser recompensado tras su éxito, pero no por anticipado», señala.

Sony puso en marcha este biopic de Steve Jobs en octubre de 2011, apenas unas semanas después de que Jobs falleciera debido al cáncer de páncreas. Sorkin comenzó a escribir el guión en 2012, aunque también ha estado muy involucrado en su serie para HBO «The Newsroom» por lo que los trabajos se han ralentizado. El cofundador de Apple Steve Wozniak está participando en la película como un consultor. Scott Rudin, que trabajó con Sorkin y Fincher en «La red social», será el productor de la película. La película estará basada en Steve Jobs. La biografía, el libro escrito por Walter Isaacson y cuyo material está sacado de las más de cuarenta entrevistas realizadas al propio Jobs y de más de un centenar de testimonios de miembros de la familia, amigos, adversarios, competidores y colegas del fundador de Apple.

Hace ya más de un año, Sorkin anunció que su intención no era hacer un biopic al uso -un repaso a la fundación de Apple del estilo de «Jobs», el protagonizado por Ashton Kutcher- sino centrarse en varios capítulos concretos y claves en la historia de Steve Jobs. El guionista señaló que los momentos elegidos son tres presentaciones de productos Apple: La puesta de largo del Mac; los vividos antes de un acontecimiento durante la época de NeXT después de que él dejara Apple, y la conferencia de presentación del iPod. Tres momentos cruciales en la vida de Steve Jobs, y en el desarrollo de Apple, que Sorkin quiere relatar en tiempo real.

Todavía no hay protagonista confirmado para el proyecto, aunque hace unas semanas se rumoreó el nombre de Christian Bale como el elegido por el propio Fincher. De hecho, las informaciones apuntaban a que su el director puso como condición indispensable para hacerse cargo del proyecto que Bale fuera protagonista de la película.