En un mundo postapocalíptico, un grupo de supervivientes lucha contra un despiadado tirano

La Warner Bros quiere volver a confiar al tándem creativo que conviritó a «Harry Potter» en la saga más taquilera de la historia del cine. Se trata de llenar el vacío dejado por el final de la saga basada en las obras de J.K. Rowling con el denso y complejo relato de Stephen King.
Publicada originariamente en 1978 como «La danza de la muerte» («The Stand»), la obra fue reeditada en 1990 bajo el título de «Apocalipsis» («The Stand: The Complete & Uncut Edition») donde King recuperaba material que había eliminado para hacer la novela más corta. La obra está dividida en tres partes: «El Capitán Trotamundos», «En la frontera» y «Apocalipsis», y se desarrolla en un mundo postapocaliptico en el que un potente virus ha terminado con la mayor parte de la población mundial.
Una compleja trama que presenta a decenas de personajes (como Trashcan y madre Abigail) y con líneas argumentales que se suceden durante muchos años. La historia se resume en la lucha de un grupo de supervivientes que luchan contra la maligna figura de Randall Flagg, el principal -aunque no único- villano de la historia.
La idea de llevar «La danza de la muerte» a la gran pantalla viene de años atrás. Ya en los ochenta el afamado director de películas de terror George A. Romero y Warner intentaron lanzar una adaptación cinematográfica pero el proyecto se quedó en nada. Por otro lado, la cadena ABC emitiió una miniserie de seis horas en 1994 basada en esta obra de King. A esto hay que añadir que en los últimos años la editorial Marvel Comics ha adaptado la historia con bastante éxito.