«Dominion”, que dirigirá Steven Bernstein, se centrara en los acontecimientos que rodearon los
últimos días del poeta, en 1953

Luna y Malkovich, vuelven a reunirse en una filmación tras participar juntos en varias obras de teatro, y tener en estos momentos recién estrenada en México «César Chávez”, la última obra como director del excharolastra Diego Luna.

El actor Rhys Ifans («The Amazing Spider-Man”) será el encargado de dar vida al poeta Dylan Thomas en la biopic que dirigirá Steven Bernstein («Decoding Annie Parker”), basándose en su propio guión, y que comenzará a filmarse a finales de mayo, según los planes previstos. La historia se centrara en los acontecimientos que rodearon los últimos días de la vida del poeta, justo antes de su prematura muerte en 1953, en la ciudad de Nueva York, cuando solo contaba con 39 años, cuando en sus ultimas semanas de vida incluyo varias visitas a la White Horse Tavern en Greenwich Village, donde el caos y los excesos en su vida le llevaron a su propio final.
Como poeta, Thomas (1914-1953) poseía una frescura desconocida para su época, y aunque su obra no es muy extensa, si consiguió hacerse muy famoso. Aunque esta fama no le hizo salir de la pobreza que eo acechaba y que combatía con la botella, la cual le ayudaba en sus creaciones más oscuras. Tras ser declarado no apto para ir a la guerra y viajar a Nueva York a probar suerte sin éxito como guionista de cine, siguió con la poesía, y con las visitas a la taberna, muriendo finalmente, entre rumores de que estas fueron sus ultimas palabras «He bebido 18 vasos de whisky, creo que es todo un record”.
Malkovich y Luna formaran parte de este biopic sobre el poeta galés aunque no se sabe todavía cuales serán sus papeles. De momentos, ambos actores se encuentran todavía promocionando la ultima película que han hecho juntos, haciendo gala de la amistad que les une, y les ha llevado a trabajar en «César Chavez”. Ambos actores han llevado a la pantalla la vida de César Chávez, el líder campesino mexicano en Estados Unidos, que en los 60 quitó poder a las grandes empresas vinateras, las cuales, argumentaba, maltrataban a sus empleados. El interés del film por parte de Malkovich fue tal, que incluso realizo tareas de productor en esta ocasión, como ya lo hizo con el primer largometraje de Luna «Abel”.
Pero ambos actores ya habían tenido además una primera colaboración teatral en 2008. Una unión que fue un éxito y causo el revuelo en Ciudad de México con la obra «El buen Canario”, en la que el norteamericano fue director y Diego protagonista. Se trataba de una adaptación de «Good Canary», del estadounidense Zach Helm, estrenada ya por Malkovich en París y ganadora de tres premios Molière.
La versión mexicana contó sobre las tablas con Diego Luna («Y tu mamá también”), Daniel Giménez Cacho («Arráncame la vida”) e Irene Azuela («Quemar las naves”) como trío protagonista, acompañados de Bruno Bichir, Yuriria Del Valle, Jorge Zárate y Martín Altomaro.
Luna lleva las riendas de la función como Jack, un prometedor escritor que debe lidiar con su repentino éxito, amenazado por la adicción a las anfetaminas de su mujer Annie.
Esta primera colaboración teatral que se produjo entre estos dos actores fue tan fructífera que tanto Diego Luna como John Malkovich no dudaron en repetir de nuevo. El éxito de «El buen canario” llevo al actor mexicano a producir «La comedia infernal”, contando de nuevo con Malkovich.
En esta obra estrenada en 2012, «La comedia infernal”, Malkovich da vida al personaje principal, Jack Unterweger que no es nada mas y nada menos que un mujeriego, poeta, periodista y asesino en serie que estuvo encarcelado entre 1974 y 1990. «La comedia infernal» fue llevada a las tablas mexicanas gracias a la amistad entre ambos actores, como dejaba entrever Diego Luna cuando relataba como se había llevado el proceso de preproducción teatral: «Es un proyecto de John, que es un tipo enloquecido y un hacedor de teatro. Fui a ver esta obra y le dije que la teníamos que llevar a México. Me dijo que se había quedado con ganas de hacer más cosas aquí y así empezó el ir y venir de mails para tratar de ponernos de acuerdo y finalmente se logró. Encontramos en el Teatro de la Ciudad un lugar perfecto”.
«Somos amigos que podemos hablar del trabajo, pero también de lo que nos gusta y no nos gusta, y esperamos encontrar proyectos afines, por muchos años”, ha dicho Luna sobre su relación con Malkovich.