Berto Romero, Rosa Mª Sardá y Belén Cuesta se suman al reparto en el que permanecen Dani Rovira, Clara Lago, Karra Elejalde y Carmen Machi

La nueva trama habla de como Las alarmas de Koldo (Karra Elejalde) entran en Defcon-3 tras enterarse de que su hija Amaia (Clara Lago), tras romper con Rafa (Dani Rovira), se ha enamorado de un catalán (Berto Romero). Ante tal «sacrilegio”, se aventura a cruzar la frontera de Euskadi y poner rumbo a Sevilla para convencer a Rafa de que deben viajar a Cataluña para rescatarla, al precio que sea, de los brazos del joven y su entorno (Rosa María Sardá y Belén Cuesta).

De nuevo bajo la dirección de Emilio Martínez-Lázaro y con guión de Borja Cobeaga y Diego San José, la secuela del fenómeno cinematográfico de 2014 vuelve a contar en su elenco protagonista con Dani Rovira, Clara Lago, Karra Elejalde y Carmen Machi y con las incorporaciones de Berto Romero, Rosa María Sardày Belén Cuesta.

Emilio Martínez-Lázaro, director de ambos largometrajes, ha dejado sus impresiones sobre cómo se estádesarrollando la segunda parte de «Ocho Apellidos Vascos», película aún sin título definitivo: «Somos una gran compañía y todos juntos empujamos para que salga adelante este nuevo proyecto”.

Sobre las diferencias entre la primera y la segunda parte el director ha recalcado que «la primera película surgió del factor sorpresa, sobre todo por el humor con un tema tan delicado como es el terrorismo en Euskadi. Pero esta vez no es equivalente aquí en Cataluña. Aunque tiene sus aires compartidos en el conflicto sociocultural, no queríamos repetir la historia ahora en Cataluña, sino trasladarlo a un nuevo escenario con ideas también nuevas. El título podría ser «Las aventuras de los Ocho Apellidos Vascos en Cataluña”. Todo esto lo tratamos con sentido de humor, como en toda comedia”.

Martínez-Lázaro ha añadido a este comentario las palabras del productor de LaZonaGonzalo Salazar-Simpson: «Una comedia solo es comedia después de hacerla y para ello trabajo con unos actores con los que me resulta muy fácil conseguirlo y espero que a ellos también. Queremos transmitir a los espectadores el buen rollo que hay entre nosotros a través de la película”.

Sobre la producción de la secuela del filme, Paolo Vasile, consejero delegado de Mediaset España,ha declarado: «La primera parte de «Ocho Apellidos Vascos” nació de una inspiración, de una idea de hacer una comedia conciliadora alrededor de un discurso que anteriormente ha sido muy serio, muy duro y profundo, tanto desde el punto de vista social como cultural. Esta inspiración consiguióun éxito verdaderamente extraordinario y una de las cosas que marcan un punto a favor de la primera parte es que todo el mundo, tanto el mundo vasco como el resto de España, lo ha considerado como un gesto conciliador en un contexto histórico importante. Si la primera parte es hija de la inspiración, la segunda viene condicionada por nuestro deber de mejorar la primera. En este sentido ha habido un trabajo sobre guión muy profundo y en el día a día también se iráafinando el reparto principal, que es ya como una pequeña compañía teatral».

Además, ha añadido que «Telecinco Cinema está obviamente como siempre dando el máximo de nuestra capacidad profesional, empresarial y económica y esperamos que cuando los espectadores vean la segunda película no piensen que hemos estado obligados a hacerla, sino que piensen que hemos realizado una bonita «primera» película sobre la historia de España y Cataluña. Esperamos también que una vez más suponga un gesto conciliador hacia el mundo catalán y español, además del vasco y del andaluz».

Por su parte, Ghislain Barrois, consejero delegado de Telecinco Cinema, ha indicado que «a lo largo de nuestra historia hemos producido más de 70 películas y las queremos a todas con locura, pero es verdad que a las que hemos generado nosotros le tenemos un cariño especial y este es el caso por ejemplo de «Ocho Apellidos Vascos”. Somos muy conscientes y conocemos el dicho de que «segundas partes nunca fueron buenas» pero también recordamos que se decía que era absolutamente imposible que una película española superase a «Titanic” y lo conseguimos. Por eso confiamos en que con estas localizaciones que hemos encontrado en Girona, las que visitaremos a continuación en Sevilla y Madrid y con este reparto volvamos a triunfar».

El rodaje de la película, cuyo reparto completan Alberto López y Alfonso Sánchez, se prolongaráhasta el 5 de julio en varias localizaciones del BaixEmpordà, Girona, Madrid y Sevilla. Entre los escenarios elegidos por el equipo de la película en Girona se encuentran diferentes zonas y el Ayuntamiento de Monells, una masía en Llagostera, el Castillo de Vullpellach y la estación y el barrio judío de Girona.

Sobre las localizaciones que están acogiendo el rodaje, Gonzalo Salazar-Simpson, productor de LaZona, ha declarado: «Después de contar en «Ocho Apellidos Vascos” con localizaciones que se han convertido en lugares de peregrinación de turistas en el País Vasco y Navarra, queríamos mostrar una Cataluña similar, tan bonita como desconocida para muchos. Por ello, nos decidimos por la provincia de Girona, encontrando en la ciudad localizaciones como el barrio judío y eligiendo la zona del Baix Empordà para el pueblo y la Masía familiar. Además, considerábamos imprescindible rodar en Madrid las escenas de la estación de Atocha, tan emblemática y reconocible”.

Ha añadido que ha resultado «imprescindible viajar a Sevilla para la Semana Santa, ya que queremos mantener el realismo y mostrar, también en la secuela, a España en todo su esplendor, una España bonita, emblemática, aunque a menudo desconocida, en una película en la que además de reírnos de nuestras diferencias, encontramos un punto de acercamiento, como ya hicimos en la primera parte”.

«Ocho apellidos vascos”, estrenada en marzo de 2014, superó todos los récords de taquilla de la historia de una película española. La comedia dirigida por Emilio Martínez-Lázaro acumuló 56,2 millones de euros, logrando convertirse en la segunda película con mayor recaudación, sólo por detrás de toda una superproducción en 3D como «Avatar”. Además, con más de 9,5 millones de espectadores se convirtióen la tercera película más vista de la historia de España y se consagrócomo la cinta con más días de permanencia en el número uno de la taquilla de nuestro país, con 67 jornadas consecutivas.

Además de los hitos alcanzados en el ámbito nacional, la película se convirtió en el tercer filme europeo más taquillero de 2014, colaborando de forma esencial en que el cine español fuese el que más creció en Europa en número de entradas vendidas.