En el Hall del Teatro Calderón de Valladold se podrá contemplar la cámara de Ricardo Baños y un prototipo de 1896

El acto, que tendrá lugar el 22 de octubre a las 10:00h., contará con la presencia del alcalde de la ciudad, Francisco Javier León de la Riva, y el director del Festival, Javier Angulo, entre otras personalidades.
El director y productor Ricardo Baños nació en Barcelona en 1882. Inició su actividad como operador de cine en 1905 en la productora barcelonesa Hispano Films. De esta época data la película Barcelona en tranvia (1908), filmada con la cámara expuesta en el Teatro Calderón, que se está proyectando dentro de la exposición temporal «Ilusión y Movimiento. Los orígenes del Cinematógrafo» en el Museo de la Ciencia del 17 de septiembre al 2 de noviembre. Ricardo Baños marcó unas nuevas líneas a seguir en el cine español en la película «Don Juan Tenorio» (1922), en la que ejerció las funciones de director y guionista junto con su hermano pequeño Ramón: un amplio reparto de personajes, decorados interiores y exteriores reales así como un cuidado vestuario.
La compañía Comptoir General de Photographie fabricó el primer prototipo de una nueva cámara cinematográfica que Léon Gaumont requirió al fabricante Demeny. Ésta al igual que el cinematógrafo de los hermanos Lumière, también podía usarse como un proyector cinematográfico con la diferencia que en lugar de ser película de 35 mm. era de 60 mm. de ancho. Disponía de tres perforaciones rectangulares centradas en vertical a cada lado y muy cerca del área de imagen de proporciones 1, 4:1. El tamaño de este formato aumentaba significativamente el costo de las películas por lo que pronto dejó de utilizarse. Dicho modelo, que contó con la colaboración del ingeniero René Léopold Decaux, salió al mercado en abril de 1896.
La exposición «Ilusión y Movimiento. Los orígenes del Cinematógrafo» acerca al público una parte de este sugerente y olvidado mundo de artefactos y artificios, auténticas joyas de la Colección Josep M. Queraltó: piezas originales de sombras chinas europeas, fantasmagorías, juguetes ópticos, linternas mágicas, zootropos, praxinoscopios, kinoras, dioramas, tiras cómicas, etc. Es un recorrido desde los inicios del llamado séptimo arte hasta la aparición del cinematógrafo, la cámara inventada por los hermanos Lumière, que permitió realizar la primera proyección cinematográfica de la historia en 1896. Los visitantes también tendrán ocasión de ver filmaciones de máquinas en movimiento, una pantalla con tecnología actual que permite al espectador visualizar imágenes de principios del siglo XX en tres dimensiones sin la necesidad de gafas estereoscópicas y una selección de proyecciones también de principios de siglo pasado, todas ellas realizadas con el cinematógrafo.