LA ANTERIOR ENTREGA DEL DETECTIVE DE DETROIT TRASPLANTADO A BEVERLY HILLS, SE RODÓ EN 1994 CON DIRECCIÓN DE JOHN LANDIS

Según informa Deadline, tras el fiasco de la serie, Paramount Pictures prepara una cuarta película de la saga, con una historia que tendrá mucho que ver con la serie de televisión, de la que se llegó a grabar el piloto, y que relataba las andanzas del hijo de Axel Foley. Ese capítulo piloto estaba protagonizado por Brandon T. Jackson como el hijo de Axel y fue adquirido en un primer momento por la CBS tras una dura puja con otras cadenas. Poco después la CBS anunció que ya no estaba interesada en la serie y Paramount intentó vender de nuevo el proyecto, aunque en este caso no tuvo tanta suerte.
La trilogía original de esta saga de comedia protagonizada por Eddie Murphy, cuya primera entrega vio la luz en 1984 y cuya última película se estrenó una década después, recaudó unos 750 millones de dólares en los cines de todo el mundo. En la primera entrega Murphy era un detective de Detroit al que la pista del asesino de un amigo de la infancia, le llevará a investigar a Beverly Hills. El personaje, que al principio fue concebido para Sylvester Stallone, que rechazó el proyecto pero utilizó algunas ideas para la película «Cobra», fue uno de los grandes éxitos de taquilla del actor, ahora en horas bajas. Tras aquel filme, que dirigió Martin Brest, llegó, tres años después, una segunda entrega que firmó el desaparecido Tony Scoot. La tercera, y última por el momento, la firmó John Landis y constituyó un fracasob económico, lo que provoco que la Paramount se olvidase, al menos hasta ahora, de seguir con más secuelas. No se ha desvelado nombre del posible director ni del resto del reparto.