Era el único candidato que se presentaba para ocupar esta vacante y resultó elegido en segunda votación

La candidatura de José Luis Gómez había sido presentada por los académicos Juan Luis Cebrián, exdirector de El País, el escritor Francisco Nieva y el profesor y filósofo Emilio Lledó. Fue elegido en segunda votación.
Oriundo de Huelva, tras su formación en el Instituto de Arte Dramático de Westfalia, en Bochum, y en la escuela de Jacques Lecoq, en París, a partir de 1964 José Luis Gómez realiza sus primeros trabajos profesionales como actor, mimo y, más tarde, director de movimiento, en los principales teatros de la República Federal Alemana. Con espectáculos de creación propia, mimodramas de nuevo cuño que cambian radicalmente la idea de pantomima en boga, es invitado a festivales internacionales como los de Basilea, Berlín, Frankfurt, Praga y Zurich.
Su encuentro con Jerzy Grotowski en Wroclaw, en 1971, precipita su regreso a España, donde produce, dirige y actúa en montajes como «Informe para una Academia» de Kafka y «Gasparde Handke», recorriendo los escenarios españoles y latinoamericanos. Su interpretación en «La resistible ascensión de Arturo Ui» de Brecht y el laureado papel protagonista en la película «Pascual Duarte» de Ricardo Franco marcan hitos en su carrera. En adelante trabaja con cineastas como Jaime de Armiñán, Icíar Bollaín, Enrique Brasó, Jaime Camino, Jaime Chávarri, Manuel Gutiérrez Aragón, Eloy De la Iglesia, Joseph Losey, Pilar Miró, Carlos Saura y Gonzalo Suárez.
En 1978, tras un periodo de estudios en Nueva York con Lee Strasberg, asume la dirección del Centro Dramático Nacional, junto a Nuria Espert y Ramón Tamayo, y dos años más tarde la del Teatro Español. Los trabajos más emblemáticos de esta etapa son las puestas en escena de «Bodas que fueron famosas del Pingajo y la Fandanga» de Rodríguez Méndez, que inaugura el CDN, «La velada en Benicarló», texto original de Manuel Azaña, así como «La vida es sueño» y «Absalón» de Calderón de la Barca.
Su aparición como actor principal en «El mito de Edipo Rey», dirigido por Stravros Doufexis, y «Juicio al padre» de Kafka señala su vuelta a la actividad privada, interrumpida por una incursión en el teatro público protagonizando en el CDN «Hamlet», con dirección de José Carlos Plaza. Por esta época dirige y produce asimismo «Bodas de sangre» de Lorca, «¡Ay, Carmela!» y «Lope de Aguirre, traidor» de Sanchis Sinisterra y, de nuevo en el CDN, «Azaña, una pasión española», a partir de escritos de diversa índole de Azaña, que más tarde retoma como producción de La Abadía.
En 1992 dirige «La vida es sueño» en el Théâtre de l’Odéon y al año siguiente «Carmen» en la Ópera de la Bastilla, ambos en París. Desde entonces, se ha concentrado en la concepción, gestión y dirección del Teatro de La Abadía, que se inaugura en 1995.
Gómez ha recibido numerosos galardones entre los que cabe citar el Premio Nacional de Teatro (1988); el Premio Andalucía de Cultura (1992); la Cruz de Caballero de la Orden de las Artes y las Letras, otorgada por el Ministerio de Cultura de la República Francesa (1997); la Cruz de Caballero de la Orden del Mérito de la República Federal Alemana, concedida por el Presidente de la República Federal de Alemania (1997); la Medalla de Oro del Círculo de Bellas Artes (2001); la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes del Ministerio de Cultura (2005); el Premio de Cultura de la Comunidad de Madrid (2006); el Premio José Val del Omar de Cinematografía y Artes Audiovisuales (2009) y el Premio Ciudad de Alcalá (2010).

La RAE cuenta con un total de 46 sillas académicas. Actualmente, una vez cubierta la «z», están vacantes las correspondientes a las letras «n», «f» y «b», cuyos últimos titulares fueron Valentín García Yebra, Luis Ángel Rojo y Eliseo Álvarez-Arenas, respectivamente.