El intérprete repasará las más de cincuenta películas que ha protagonizado, como «Pretty Woman», «Oficial y caballero» o «Chicago»

Richard Gere es un asiduo al Festival Internacional de Cine de Roma. En la próxima sexta edición del certamen de la ciudad de Rómulo y Remo recibirá el premio supremo, el Marco Aurelio de Interpretación. La estrella de Hollywood, al frente de tantas batallas humanitarias, ha estado en hitos cinematográficos como «American Gigolo», «Oficial y Caballero» o «Pretty Woman» y trabajo con genios como Robert Altman, Akira Kurosawa, Sidney Lumet, Francis Ford Coppola, Todd Haynes o el misterioso Terrence Malick, vencedor del úlimo Cannes. Se proyectará una copia restaurada de la obra maestra «Días del cielo» (1978) y después Gere hablará con el público de su vida, logros y carrera.
Además, en la sección Extra habrá una master class a cargo del formidable director Michael Mann, autor entre otos títulos, de «El último mohicano» o la musculosa «Heat». En el pasado lo hicieron en Roma los hermanos Coen, Malick, Coppola, John Landis, Al Pacino o Meryl Streep. En la sección Fórmula Duet, charlarán Sergio Rubini y el actor Riccardo Scamarcio («Mi hermano es hijo único») en el gran Auditorium. En el pasado lo hicieron Bernardo Bertolucci (hoy severamente enfermo) y Marco Bellocchio, Servillo y Verdone, Muccino y Tornatore o los actores habituales de Nanni Moretti, Silvio Orlando y Margherita Buy.
Fuera de competición, se mostrarán «Project Nim» (del británico James Marsh) distribuida por la Sacher de Moretti. Marsh, vencedor de un Oscar por su documental «Man on a Wire», narra la historia de un chimpancé adoptado por una familia de científicos norteamericanos que acaba siendo víctima de experimentos científicos crueles. La película, que ha propiciado una considerable polémica en Estados Unidos, muestra como reales eventos pueden ser narrados como ficción. El británico Marsh está siendo considerado el mejor documentalista del mundo junto a Werner Herzog, y será también jurado de la sección Extra que concederá el Marco Aurelio al mejor documental a concurso.