EL TEATRO FERNÁN GÓMEZ DE MADRID ACOGE UN MONTAJE DE LUIS OLMOS CON PEPE VIYUELA, SUSANA HERNÁNDEZ Y CARLES MOREU EN UNA RELACIÓN A TRES BANDAS

«El baile» de Edgar Neville es uno de los hitos populares del teatro español de la segunda mitad del siglo XX (más de 2.000 representaciones) y una de las escasas piezas cosmopolitas de nuestro repertorio. Pero el presente Baile no pretende una recuperación de «El baile» de 1952, sino muy al contrario, pretende contar el tiempo, el país y el teatro que han transcurrido desde el momento de su estreno hasta nuestros días, transportando las tres pautas temporales de los tres actos originales -1900/ 1925 /1950- a la primera mitad de los cincuenta, finales de los setenta e inicios del siglo XXI (nuestro tiempo), y diversificando la única pauta espacial original –el salón de la casa- en tres lugares distintos.
Juan y Pedro son dos amigos que comparten pasión por los insectos y por Adela, esposa del segundo y objeto del deseo del primero. La obra narra el transcuso de esta relación a tres bandas durante medio siglo.

Interesa no solamente el continuum (el relato) entre los tres tiempos, entre los tres actos, sino preguntarnos qué pasa entre cada uno de ellos. Al hilo de los tres tiempos que propone este montaje, inéditos en la tradición de la representación de «El baile», los tres actos se convierten en tres expresiones de tres modos teatrales y comediográficos diversos: el primer acto es una screwball comedy; el segundo se aproxima por momentos a un melodrama «buero-vallejiano» y en el tercero busca estar cerca de Beckett o de Pirandello.