EL HOLANDÉS HANS POS PREPARA UNA PELÍCULA SOBRE EL SÓRDIDO CRIMEN QUE CONVULSIONÓ AL MUNDO

La alarma se alertó cuando la familia de la estudiante denunció la desaparición al no regresar de las vacaciones con motivo de su graduación con un grupo de compañeros de estudios a la paradisíaca Aruba. La policía comenzó una erráticas investigaciones que finalizaron con la detención de varios locales, que clamaban insistentemente su inocencia. Por las coincidencias en los errores policiales y la ausencia del cuerpo, el caso llegó a parecerse notablemente al de la desaparición de la pequeña Madeleine McCann en el Sur de Portugal.
Natalee, rubia, muy bella y de 20 años, procedía de Clinton, Mississippi, de una familia acomodada. Durante sus vacaciones escolares, sus amigos la vieron por última vez el 30 de mayo de 2005 en el chiringuito playero «Carlos’n’Charlie», acompañada de un joven turista holandés, Joran van der Sloot, y los hermanos Deepak y Satish Kalpoe.El escándalo, ya de por sí enorme tanto en los Países Bajos como en los Estados Unidos, creció cuando un «cazarecompensas» holandés (un exconvicto con una terrorífica cicatriz en el rostro, que se hace llamar Peter R. de Vries y ahora se dedica a la investigación «free lance» de crímenes, aunque se le considera más bien un mercenario) acudió al más prestigioso y serio «talk show» de la televisión holandesa, «Pauwe and Witteman», con unas impactantes imágenes logradas con cámara oculta. El programa, emitido en la cadena SBS logró un record de audiencia y fue nominado para un premio Emmy. Lo grabado ilegalmente en su coche todoterreno fue desestimado por la Justicia, aumentando así aún más el escándalo. Los hechos: Peter R. se presentó a sí mismo como un turista holandés más ante un joven de 20 años, Joran, que presuntamente había coincidido en noches de drogas y alcohol con Natalee. De buena familia y algo destalentado, este estudiante mediocre de arquitectura se vio halagado por los avances amistosos de Peter R de Vries.
Habiéndose ganado la amistad del confiado joven, Peter R. le invitó a una excursión a bordo de su vehículo, dotado de varias cámaras ocultas. Tra la ingesta de varias cervezas y algún que otro cigarrillo de marihuana, a Joran se le soltó la lengua y, de forma algo inconexa pero entendible, le confesó una noche de juerga con una estudiante norteamericana a la que drogó y, presuntamente violó en la playa.
Siempre bajo la presunción de inocencia que el caso abierto requiere, el joven notó durante el acto sexual unas convulsiones anormales en la joven, que confundió con un ataque epiléptico. Natalee pareció perder el conocimiento y Joran lo confundió con un ataque al corazón. Presa del pánico, Joran llamó por teléfono a un amigo que disponía de una pequeña embarcación. Ambos tomaron el cuerpo inerte de Naalee, sin verificar si aún estaba con vida, se internaron en barco en el mar lejos de la playa y se deshicieron del cuerpo. La policía presume que Natalee estaba aún viva y que pereció ahogada. Quizá también, el cuerpo fue víctima de los voraces peces que habitan en los mares de Aruba.
La policía detuvo y dejó en libertad hasta tres veces a los hermanos Kalpoe. En las investigaciones llegaron a participar el FBI y el Ejércto holandés. El juez encargado del caso lo dio por archivado el 18 de diciembre de 2007, para mayor escándalo y conmoción social. La emisión del vídeo en televisión lo permitió reabrir a instancias de los padres de la víctima, Dave y Betty Holloway. Durante las nuevas sesiones, Joran confesó que todo era una mentira y una invención tras fumar marihuana. El caso sigue abierto.
Ahora el director y productor holandés Hans Pos desde su compañía Shooting Star Film Co., ha anunciado su intención de producir y dirigir él mismo una película basada libremente en estos sucesos, a partir de la novela criminal «Vuurkoraal», escrito por la periodista Annette de Jong. El guionista Simon el Waal prepara ya la adaptación para el film.
Según Pos, la película estará preparada para estrenarse en 2009. Mientras, finaliza como productor la nueva película del actor Jeroen Krabbé («»Soldado de Oranje», Spetters», «El cuarto hombre», dirigidas por Paul Verhoeven) como director, el drama «Rico’s Wings», basada en la novela de Rasha Pepper (nacida Jenneke Strijland), y en la que el propio Krabbé interpreta a un sexagenario que se enamora imposiblemente de un chico muy joven.