Estados Unidos redescubre a una de sus cómicas más queridas con la reposición de sus series y el rrestreno de sus películas

La popularidad le llegó a Lucille Ball con la serie que coprotagonizaba con su marido Desi Arnaz, pero ya llevaba dos décadas luchando en Hollywood, donde comenzó como rubia en 1930 en «Goldwyn Girl». Sólo en 1943 lució pelo colorado en «DuBarry Was A Lady». Ball falleció en 1989 convertida en una estrella de la comedia. Su rol como la torpe pero bienintencionada Lucy Ricardo no sólo hacía reir a la audiencia sino exasperar a su marido Ricky Ricardo.

Ball es recordada como una de las actrices más trabajadoras de Hollywood, con su propia productora Desilu, capaz de rodar 10 películas simultáneamente. Así lo ha narrado Kathleen Brady en el libro «Lucille: The Life of Lucille Ball». Hollywood tardó mucho en tomársela en serio, pero ella nunca dejó de luchar. Su hija Lucie Arnaz está emocionada con cómo se ha tomado todo el mundo el centenario de su madre: «ella estaría muy orgullosa y honrada». La serie se comercializa en DVD pero es una de las series más reprogramadas de la historia.

El pasado junio, la CBS aprovechó las conmemoraciones y volvió a editar 14 episodios clásicos, incluyendo «Lucy Does A Commercial» y «Lucy’s Italian Movie», los más recordados. El mismo mes, desde Warner se lanzaron algunas de sus comedias, incluyendo «Miss Grant Takes Richmond» (1949) y la cadena Turner Classics se propone reprogramar varios títulos «ballescos». La American Cinematheque Teatro Egipcio reestrena «The Long, Long Trailer» (1954), con su marido, y el noir «The Dark Corner» (1946). El Hollywood Museum ha inaugurado la exhibición «Lucille Ball at 100 & I Love Lucy», con sus trajes, guiones y las grabaciones del también músico Arnaz. Estará abierta hasta el 30 de noviembre.

Se trata de descubrir a la gran actriz detrás de la cómica, ya que Ball rodó dramas como «The Big Street» (1942), musicales como «Best Foot Forward» (1943) y noirs como «The Dark Corner», con Clifton Webb. Tuvo un programa radiofónico, «My Favorite Husband» (entre 1948 y 1951), en que fue Liz Cooper, un ama de casa de mediana edad felizmente casada. Su hijo Desi dijo que cuando su madre descubrió que hacía reir al público, ya no quiso intentar otra cosa. Y cuando llegó Lucy Ricardo, no miró hacia atrás. Cuando la descubrió dijo famosamente: «Lucy Ricardo soy yo».