Importantes contribuciones de la industria cinematográfica a la economía a través del empleo, la producción, servicios, comercialización mundial y turismo, según un reciente informe de Oxford Economics.

Este martes se ha dado a conocer en Gran Bretaña un informe económico que señala que la industria cinematográfica de aquel país aporta 6.400 millones de euros a la economia británica. La contribución de la industria cinematográfica británica al Producto Interior Bruto (PIB) del país ha ascendido de 3.000 millones de libras (casi 4.500 millones de euros) en 2004 a la friolera cifra de 4.300 millones de libras (algo más de 6.400 millones de euros) en 2006, según un informe de mportantes contribuciones de la industria del cine a la economía a través del empleo, la producción, servicios, comercialización mundial y turismo. , cofinanciado por el UK Film Council y por Pinewood Shepperton plc. Estas cifran se anuncian tras considerar las importantes contribuciones de la industria del cine a la economía a través del empleo, la producción, servicios, comercialización mundial y turismo.

Según el informe, titulado «El impacto económico de la industria cinematográfica británica», el nuveo programa de incentivos fiscales del Gobierno resulta ser un éxito. Reino Unido espera atraer el 11% de la producción cinematográfica global hasta 2010. También se espera que, para esa fecha, aumenten las inversiones extranjeras al equivalente de casi 1.200 millones de euros.

No obstante, el informe también advierte que la abolición del sistema de incentivos fiscales podría reducir la contribución de la industria al PIB unos 3.400 millones de euros y eliminar 50.000 puestos de trabajo, teniendo en cuenta el impacto en cadena y los efectos multiplicadores.

La abolición del sistema también afectaría negativamente al turismo, a las exportaciones y a la vida cultural del país. Actualmente, realizar una película en Estados Unidos cuesta alrededor de un 30% más que en Reino Unido, mientras que en la República Checa el coste es un 12-13% menor.

John Woodward, Director General del UK FC, explicaba: «Este nuevo informe muestra que la industria cinematográfica británica es un considerable contribuidor de la economía del país, realizando películas que el público británico e internacional desea ver y generando beneficios tanto financieros como culturales». Ivan Dunleavy, Director General de Pinewood Shepperton plc, añadía: «El informe de Oxford Economics demuestra la evidencia clara e irrefutable de los beneficios tangibles del cine británico y la industria creativa en la economía».