La exposición incluye 50 dibujos del director italiano.

El cine pintado por Federico Fellini entra en la Filmoteca Española, institución que, desde el 28 de junio hasta el próximo septiembre, acogerá 50 dibujos originales del maestro italiano relaciones con su actividad cinematográfica. A través de estos dibujos que pertenecen al patrimonio gráfico de la Fundación Federico Fellini de Rímini se recorre su filmografía, incluida la publicidad para la Banca di Roma y los proyectos que no pudo llevar a cabo, primero por la enfermedad y luego por su muerte.

Esbozos realizados para fijar una idea, listos para ser transformados en las secuencias o en los personajes que luego cobrarían vida en la película; apuntes que contienen indicaciones fundamentales para sus colaboradores en decorados y vestuario; dibujos en los que Fellini vuelve de nuevo sobre sus películas, unas veces por exigencias editoriales pero, la mayoría, para profundizar en ellos o para aportar nuevos puntos de vista sobre un pasado que está aún muy vivo y vital, se dan cita en esta exposición, que también acoge las caricaturas que hacía a sus colaboradores.

Aficionado al dibujo, incluso en algún momento de su vida pensó en dedicarse a la pintura, desde pequeño en Rímini empezó a hacer caricaturas de sus compañeros y profesores. Luego pasó a las viñetas que publicó en periódicos y semanarios satíricos. Los artículos periodísticos, la escritura de guiones para la radio y para el cine y la dirección fueron los siguientes pasos de este cineasta, que consideraba al cine hijo de la pintura más que de la literatura.