FUE EL DIRECTOR DE «LA BATALLA DE LAS ARDENAS», «AQUELLOS CHALADOS EN SUS LOCOS CACHARROS» Y «RAQUEL Y SUS BRIBONES»

Annakin había sufrido un infarto y un ataque cerebral el pasado febrero, lo que le dejó muy debilitado, y el director falleció el miércoles 29 de abrilen su casa de Beverly Hills, al oeste de Los Angeles.
En 50 años de carrera el cineasta filmó casi la misma cantidad de películas, entre ellas «La Batalla de las Ardenas» («Battle of the Bulge»), con Henry Fonda en el papel principal, y la aventura «El rally de Montecarlo y toda su zarabanda de antaño» («Those Daring Young Men in Their Jaunty Jalopies») y «Raquel y sus bribones» («The Biggest Bundle of Them All»).
A lo largo de su carrera dirigió a Charlotte Rampling, Vittorio De Sica, Raquel Welch y formó parte del equipo de cineastas que realizó «El día más largo» («The Longest Day»), una superproducción de 1962 sobre el desembarco de Normandía en la que actuaron John Wayne, Robert Mitchum y Henry Fonda. Kenneth Cooper Annakin había nacido en Beverley, en Yorkshire (Gran Bretaña), el 10 de agosto de 1914. En su juventud fue un adolescente conflictivo que abandonó la escuela, y a sus padres, con los que no se llevaba demasiado bien, para viajar a diversos países. De regreso a Inglaterra, ejerció de vendedor de seguros y coches, para acabar alistándose en las Fuerzas Aéreas. En el ejército le convirtieron en operador para rodar documentales que se usaban para el entrenamiento de nuevos pilotos, lo que le descubrió su vocación de cineasta.
Ken Annakin debutó como director en 1946 con «West Riding», siendo «Miranda», una actualización del cuento de «La sirenita», en clave de comedia, su primer gran éxito. Saltó a Hollywood de la mano de los estudios Disney, filmando películas familiares, como «Los robinsones de los mares del Sur», que le dio mucho prestigio en la industria, lo que provocó que posteriormente fue contratado como uno de los directores de «El día más largo», una cuidada reconstrucción del famoso día D, desde diferentes opticas, en la que se encargó de las secuencias que transcurrían en Gran Bretaña (Andrew Marton rodó la parte estadounidense y Bernhard Wicki de la alemana).
Ken Annakin se especializaría en películas bélicas y comedias de aventuras como «Aquellos chalados en sus locos cacharros», por la que fue nominado al Oscar al mejor guión original. Retirado desde los años 80, su último trabajo fue «Genghis Khan», biografía del famoso emperador mongol. En 2002 la reina Isabel le otorgó el título de Oficial de la Orden del Imperio Británico.