«Es la película que más satisfacción me ha dejado en mi carrera”, ha dicho el director en el día del cine mexicano de la Seminci

La acción se sitúa en la frontera de México y Guatemala. Allí dos jóvenes amantes adolescentes hondureños, Sabina y Jovany, se reencuentran casualmente después de algunos años sin verse. Ella pretende llegar a Estados Unidos y sueña con ser una gran cantante; él comete las atrocidades necesarias para ser aceptado en la Mara Salvatrucha. Sabina y Jovany se enfrentan en la frontera a las condiciones más adversas, como la trata de blancas, los agentes migratorios mexicanos y americanos Burrona y Patrick, la matrona del prostíbulo (doña Lita), el cónsul don Nico, las redes del narcotráfico, el ejército y la Mara.
El director ha dado las gracias a Javier Angulo, director del Festival, por haber seleccionado su película; y también a sus productores, Abraham Zabludovsky y Perla Ciuk, por su incansable esfuerzo.
Mandoki ha recordado que Zabludovsky sabía que él dirigiría la película, casi sin preguntarle, tras haber comprado los derechos del libro; y que se quedó pasmado porque suponía un gran reto: «Es la película más ambiciosa y difícil de mi carrera, y la que más satisfacción me ha dejado”, ha confesado el cineasta.
«La vida precoz y breve de Sabina Rivas» es una película donde los personajes se encuentran en medio de un caleidoscopio de corrupción; «Sabina tiene todo en su contra, excepto su espíritu guerrero; ella siempre persigue su sueño”, apuntó Mandoki en la seminci, que este jueves ha celebrado el Día del Cine Mexicano.
Luis Mandoki nació en 1954 en la Ciudad de México, donde estudió Bellas Artes, interés que siguió en el San Francisco Art Institute y el London College of Printing. Mientras asistía al London International Film School, dirigió su primer cortometraje, «Silent Music», que ganó el primer premio en el International Amateur Film Festival del Festival de Cine de Cannes de 1976. Regresó a México para dirigir numerosos cortometrajes y documentales para el Instituto Nacional Indigenista, Conacine y el Centro de Producción de Cortometrajes. En 1980 ganó el Premio Ariel por su cortometraje «El secreto». En 1983 debutó en el largometraje con «Motel», que representó a su país en cinco festivales de cine, y en 1987 estrenó «Gaby, una historia verdadera», que recibió dos nominaciones a los Globos de Oro y una candidatura al Oscar a la Mejor Actriz Secundaria para Norma Aleandro. Su primera película americana fue «Pasión sin barreras» (1990), protagonizada por Susan Sarandon y James Spader, a la que siguieron la comedia «Nacida ayer» (1993), con Melanie Griffith, y «Cuando un hombre ama a una mujer» (1994), protagonizada por Andy Garcia y Meg Ryan. En 1999 dirigió «Mensaje en una botella», con Kevin Costner y Paul Newman, y después vendrían «Mirada de ángel» (2001), con Jennifer López, «Atrapada (Trapped)», con Charlize Theron, y «Voces inocentes» (2004).