EL FUNDADOR DE LOS MONTY PHYTON ESTRENA EN NORUEGA «A Ludicrous Evening with John Cleese…Or How To Finance Your Divorce»

Cleese se casó en primeras nupcias en 1974 con su compañera de la aclamada serie televisiva «Fawlty Towers», la deliciosa actriz Connie Booth y en segundas con Barbara Trentham, quien le dió a su hija única, Camilla, últimamente sumida en la adicción a las drogas duras, de cuya recuperación se ha encargado. En 1992 contrajo matrimonio con la psicóloga norteamericana Alyce Faye Eichelberger hasta que el divorcio llegó el pasado año. La suma a pagar a Eichelberger es superior a la que el cómico posee y amargamente ha comentado al diario «The Daily Mail» como en vez de enevejecer bebiendo café, leyendo libros y escribiendo, debe salir a la dura vida de la carretera y los «bolos». Ayer debutó en Noruega con un show en el que repasa su larga carrera y momentos inolvidables de los gags que ideó para Monty Python, como su fabuloso «marcha de pasos de ganso» o la venta del loro muerto. Por supuesto, no faltaron los ácidos comentarios acerca del divorcio final batallado durante nueve meses ante los tribunales de California por parte de Eichelberger, de 64 años. El hecho de que Cleese le tiene que pasar 612.000libras anuales durante los próximos siete años, ha dejado «reducida» la fortuna del cómico a 10 millones de libras. La última vez que Cleese se subió a los escenarios fue en 2005 con el monólogo titulado «John Cleese, His Life Times and Current Medical Problems» («John Cleese, su vida, tiempo y actuales problemas médicos»). El actual repertorio lo alterna con la grabación de anuncios para la compañía sueca «Elgiganten», dueña de una cadena nacional de tiendas de electrodomésticos. No obstante, tendrá que seguir trabajando para pagar la pensión de Eichelberger, quien estuvo representada por la fiera abogada Fiona Shackleton, quien defendió a lady Diana Spencer y Paul McCartney en sus respectivos tumultuosos divorcios del príncipe Carlos de Gales y la modelo de una pierna Heather Mills.