Ricardo Ramón y Ángel Izquierdo dirigen una historia de contenido familiar con un mensaje ecológico

Extraños acontecimientos están cambiando el clima en la Colina del Dragón. La caída brusca de las temperaturas ha sumido la tierra en el frío y la oscuridad. El bosque se muere y Robin, el pequeño Elfo, guardián del bosque, suplica a los dioses ayuda para combatir el mal que amenaza con destruir la vida. La ayuda que al final recibe no es precisamente lo que esperaba
«El cambio climático es el eje de nuestra historia. Como medio de expresión que mayoritariamente se dirige a un público infantil, consideramos nuestra posición privilegiada ante los que serán los hombres y mujeres del futuro (los niños y niñas de hoy) y debemos aprovechar la oportunidad que se nos plantea ante la producción de nuestro quinto largometraje, trasladando a través de la animación y su enorme poder de seducción algo más que entretenimiento y diversión”, afirman Ricardo Ramón y Ángel Izquierdo.
La película es una coproducción hispano canadiense de Milímetros, S.A., Dibulitoon Studio y Vivavision (Canadá), con un presupuesto de tres millones de euros.