Salen a la luz las deudas del director de «Imparable» y «Deja vu»

La poderosa agencia CAA, a la que pertenece el susodicho agente, clama contra el legado de Scott ante la Corte Superior del Condado de Los Angeles, alegando que el finado murió en posesión de una fortuna estimada en 71 millones de dólares por «Imparable» («Unstopabble»), 450.000 por «El fuego de la venganza» («Man on Fire»), 110, 100 por «Asalto al tren Pelham 1 2 3» («The Taking of Pelhan 123»), 400.000 por «Deja Vu» y 10.000 dólares por un proyecto de un juego de video. Por tanto, Scott falleció con una deuda de 1.040.522 dólares. Y para tener una idea de la riqueza del recordado hermano de sir Ridley Scott, los documentos muestran sus ingresos por película como director y/o productor:
«Man of Fire»: 8 millones de dólares; «Unstopabble»: 4.5 millones; «The Taking of Pelham 123»: 9.5 millones; «Deja Vu»: 10 millones; «Videogame – 250.000» dólares. Sin olividar sus ingresos por porcentajes de taquilla según el éxito de cada proyecto, a añadir al salario pactado.
Tony Scott se quitó la vida dramáticamente el pasado mes de agosto, al tirarse un un puente de Los Angeles, muriendo por el impacto y ahogamiento. Todavía no se han aclarado las causas y circunstancias.