SE TRATA DE UNA ÓPERA PRIMA QUE OPTA AL PREMIO JOSÉ RIVERO

La película sigue a Luciano Gaunas, que trabaja como payaso a la vez que intenta permanente y de manera infructuosa terminar un guión. Preocupado por si se ha contagiado del sida, todo se le viene abajo cuando Manuel, un antiguo amigo, regresa de España. Él es la antítesis de Luciano, el éxito personificado y para colmo es el responsable de un programa de éxito cuya inspiración son las desdichas del propio Luciano. La envidia y la rivalidad se acentúan con la aparición de la novia de Manuel.
Tras estudiar en la Universidad del Cine de Buenos Aires y graduarse con el título de dirección cinematográfica, Gabriel Medina inició su periplo por la industria audiovisual argentina. Fue asistente para distintos directores, entre los que destaca Pablo Trapero, con quien trabajó en «El bonaerense». Ha realizado documentales, ficción, piezas por capítulos, cortos y, finalmente, su primer largometraje, «Los paranoicos».