EL 31 DE ENERO SE REPRESENTARÁ SU ÚLTIMA FUNCIÓN

El teatro de la Potsdamer Strasse, famoso por sus espectáculos acrobáticos con música y baile en el marco de la mejor tradición circense, no encontró respaldo por parte del Estado ni disposición en los acreedores para seguir financiándolo.
Cuando el domingo 31 de enero representen por última vez «Orientalis» el espectáculo actualmente en cartel, hora y media de los más de mil sueños o magia de Oriente, el teatro bajará su telón de forma definitiva.
Los trabajadores del teatro no acaban de creerse que lo que uno de ellos ha denominado como «un lugar tan bonito, casi familiar» esté en la ruina más absoluta, y lo achacan al alto alquiler y a la crisis económica, «que se ceba sobre todo en la cultura».
En sus años de éxito, el Wintergarten del barrio de Schöneberg, en el oeste de la capital alemana, era lugar de obligada visita para muchos turistas, aunque fuera sólo para ver su fachada que, gracias a 2.000 bombillas, ilumina como una feria en la oscuridad del invierno de Berlín.
La última puñalada se la ha dado el teatro Friedrichstadtpalast conocido también como «El Broadway del Este», que le ha robado gran parte de los espectadores, provocando así su sentencia de muerte.
El Berlín que este 2009 celebra 20 años de la caída del Muro ha evolucionado de manera muy heterogénea y la Potsdamer Strasse, a esa altura del barrio de Schöneberg, no se ha beneficiado de ello. Muchos turistas prefieren disfrutar de un paseo por la Friedrichstrasse (el antiguo Berlín Este) antes que perderse por el área del Wintergarten, en el oeste.